viernes, 8 de diciembre de 2017

Por la campiña de Verdicio (1)

La campiña de Gozón se encuentra ya llena de paseriformes que se encuentran en plena invernada, llegados desde sus cuarteles de cría europeos. Especialmente favorables para ellos son aquellas zonas en las que se conservan pequeños eriales de cultivo, zonas con abundancia de plantas adventicias que producen semillas atrayentes para los pájaros, representantes de familias como las poligonáceas o las quenopodiáceas. La conservación de estos pequeños eriales sin roturar es fundamental para que estos pequeños pájaros encuentren alimento y sobrevivan al invierno.


Una de estas zonas es la campiña de Verdicio al este de la playa. Hace unos pocos días realicé un pequeño recorrido por allí para detectarlos. En esta zona destaca especialmente la invernada de un notable núcleo de escribano palustre Emberiza schoeniclus, uno de los más importantes de Asturias. Esto se debe sobre todo a que en las proximidades hay un extenso carrizal que utilizan por la noche como dormidero.



Estos pequeños eriales también resultan muy atrayentes para el fringílido más numeroso en Gozón en época invernal, el pinzón vulgar Fringilla coelebs, del cual se encuentran en Verdicio varios cientos de ejemplares. La mayoría son jóvenes o hembras, pero entre ellos se incluye también algún macho adulto.


Este invierno, junto a los pinzones vulgares, también se encuentran unos pocos ejemplares de su pariente, el pinzón real Fringilla montifringilla, mucho más escaso y que llega en número variable según las temporadas, algunas casi ni se observa.


También forman bandos mixtos con los pinzones en estos pequeños eriales otros fringílidos, como algunos verderones. Estos verderones son tanto llegados de otras zonas de cría europea como nativos de aquí, aunque probablemente predominen los primeros.


Del mismo modo, en estos bandos mixtos de fringílidos se integra un buen número de pardillos comunes, estos también pueden proceder de Europa, aunque en su caso probablemente predominen los nativos de la zona.



miércoles, 6 de diciembre de 2017

La mavea, el más tempraneru

La mavea ye el primer páxaru que cría na costa d'Asturies. Ye verdá que na montaña hay aves de gran tamañu, como la utre o el aigla rial, que entamen a criar no más ceu del añu, cuando el hibiernu ta recién entamáu, pero nel llitoral ye la mavea el más tempraneru.

El cormorán moñudo Phalacrocorax aristotelis es el primer pájaro que se reproduce en la costa asturiana. Es cierto que en la montaña hay aves de gran tamaño, como el buitre o el águila real, que empiezan a criar en lo más temprano del año, cuando el invierno está recién comenzado, pero en el litoral el cormorán moñudo es el más tempranero.



Dende primeros del mes d'avientu les mavees adultes tienen el moñu que y-os da el so nome en castellano. Güei pude alcontrar uno en Lluanco, nes peñes que tan por fuera del dique nuevo.

Desde que comienza el mes de diciembre los cormoranes adultos tienen el moño que les da su nombre en castellano. Hoy pude encontrar uno en Luanco, en las peñas que se ven junto al nuevo dique.



Esta mavea ye de xuru de les que críen nel Cabu Peñes, una de les colonies que hay en Asturies. Nel mes de xineru tarán ya cerca del ñeru, y les primeres puestes vense en febreru. 

Este cormorán es seguramente de los que crían en el Cabo Peñas, una de las colonias que hay en Asturias. En enero estarán ya en la zona del nido, y las primeras puestas se ven en febrero.



sábado, 2 de diciembre de 2017

Tridáctila entre reidoras

La gaviota tridáctila Rissa tridactyla es la más abundante del mundo, con una población global de unos 15 millones de parejas, de los cuales 2 se reproducen en las costas europeas. Esta mañana pude observar un ave juvenil durante un buen rato sedimentada en la bahía de Luanco.


En esta especie las aves jóvenes son más llamativas que las adultas, en especial en vuelo, ya que las coberteras oscuras forman un precioso y característico dibujo en zig-zag.


Dos rasgos anatómicos llaman la atención en esta gaviota. Lo primero, la ausencia total o casi total del dedo pulgar, a diferencia de otras especies, lo que le da su apelativo en español. Lo segundo, lo paticorta que resulta, una adaptación a la vida que llevan y que comparten con otras aves marinas, como los charranes.


La gaviota tridáctila es un ave pelágica, ya que durante buena parte del año vive en mar abierto, alimentándose de plancton e invertebrados marinos que captura en la superficie del agua. Sólo se acercan a tierra para reproducirse, ubicando su nido en cortados rocosos y paredes verticales del litoral. Tras la cría se dispersan por mar abierto, acercándose a la costa únicamente con ocasión de fuertes temporales. Las gaviotas tridáctilas se registran en Asturias sobre todo entre noviembre y febrero.


El ejemplar que pude observar hoy se encontraba integrado en un grupo de gaviotas reidoras, precisamente se registraba paso al oeste de pequeños bandos de ambas especies.




martes, 28 de noviembre de 2017

Colimbos en peligro

Me avisó ayer mi compañero Juan Hevia de la presencia de un juvenil de colimbo grande Gavia immer en la bahía de Luanco. Así que, como hace varios años que no lo observaba aquí sedimentado, me acerqué esta tarde para registrarlo. Tuve suerte, ya que seguía por la zona y tuve la ocasión de hacerle varias fotografías.


El colimbo grande es un ave propia de las latitudes árticas, que cría en lagos e inverna en el mar. Las mayores poblaciones de esta especie se encuentran en lagos de Norteamérica, pero efectúan sobre todo migraciones locales, ya que invernan a lo largo de las costas de este subcontinente, hasta los Golfos de Méjico y California.


Además de Norteamérica una pequeña proporción de las parejas totales de este colimbo se reproduce en las islas de Groenlandia e Islandia. Estas parejas representan una subpoblación que se desplaza hacia las costas de Europa Occidental para pasar el invierno, desde las costas de Escandinavia hasta la Península Ibérica.



Esta subpoblación presenta muy pocos efectivos, calculados entre 700 y 1300 parejas en época de cría, y unas 5.000-6.000 aves en invernada. La diferencia entre ambas cifras estriba en que en invierno también llegan unas cuantas aves del NE de Canadá. Por si fuera poco, se calcula que la población ha sufrido una fuerte regresión en estos últimos años, superior al 20%, lo que ha llevado a declararla amenazada bajo la calificación de Vulnerable.


En las costas ibéricas invernan muy pocos colimbos grandes, muy probablemente menos de 100 aves. Llegan sobre todo a partir de noviembre y se distribuyen por mar abierto, penetrando algunos en ríos y ensenadas. Dada la delicada situación en la que se encuentra se hace importantísimo que cada ejemplar sobreviva al invierno y pueda contribuir a la recuperación de esta emblemática especie.




lunes, 27 de noviembre de 2017

Pioyinos al esconderite

Los pioyinos son páxaros insectívoros y bullindiegos, venceyaos a los árboles, del xéneru Phylloscopus, bastante pequeños. Son delles especies, toes muy asemeyaes, verdines y blanques. Munchos vense a lo llargu´l añu, en distintes époques, pero el que queda nel hibiernu ye el pioyín inglés Phylloscopus collybita.

Los mosquiteros son pájaros insectívoros y vivarachos, asociados a los árboles, del género Phylloscopus, bastante pequeños. Son unas cuantas especies, todas muy parecidas, verdes y blancas. Muchos se ven durante todo el año, en distintas épocas, pero el que se queda en el invierno es el mosquitero europeo Phylloscopus collybita.


El pioyín inglés vive n'Asturies to´l añu, pero na seronda lleguen munchos dende otros países europeos del norte a invernar equí. Arriben nos meses de ochobre y payares en buen númberu, y repártense por la campiña en pequeños báramos.

El mosquitero europeo está en Asturias todo el año, pero en el otoño arriban muchos desde otros países del norte europeo a invernar aquí. Llegan en los meses de octubre y noviembre en gran número, y se reparten por la campiña en pequeños bandos.



El sitiu más afayaízo pa atopalos a finales de la seronda son los árboles y arbustos de fueya caduca, onde tan a la gueta de pequeños invertebraos, nel envés de les caberes fueyes, enantes que éstes caigan al suelu. Pareciera que tan xugando al esconderite con el que los quiera agüeyar y saca-yos una semeya.

El sitio más favorable para encontrarlos a finales del otoño son los árboles y arbustos de hoja caduca, donde están a la busca de pequeños invertebrados, en el envés de las últimas hojas, antes de que éstas caigan al suelo. Pareciera que están jugando al escondite con el que los quiere observar y sacar alguna fotografía.



sábado, 25 de noviembre de 2017

Espátula, sondeando el agua

Las poblaciones europeas de espátula común Platalea leucorodia han aumentado en los últimos años. Este incremento ha provocado, por una parte, que las observaciones en época migratoria sean cada vez más numerosas en Asturias. Pero también ha traído consigo que cada vez se quede a invernar un mayor número de ejemplares.


Hasta hace unos años la invernada de esta especie era casi anecdótica en los humedales asturianos, pero ahora se pueden detectar pequeños grupos en las dos rías más importantes, Villaviciosa y el Eo. Además, se detectan aves aisladas en otras zonas húmedas. El año pasado un juvenil eligió la ría de Avilés para pasar el invierno, y este año tenemos otro desde hace unos días.


La espátula se alimenta de una forma característica, ya que con su pico plano y muy sensible sondea la superficie del agua, moviéndolo de un lado a otro continuamente. De esta manera detecta la gran variedad de materia animal de la que se alimenta: insectos, moluscos, peces, etc... prácticamente todo lo que se mueva en las capas más superficiales. Así se puede apreciar en este vídeo.


Esperemos que esta espátula decida quedarse entre nosotros, lo cual habla muy bien también de la recuperación que ha tenido este enclave, a las puertas de la ciudad de Avilés.


martes, 21 de noviembre de 2017

Buena entrada de lúgano

Una de las imágenes más características de la naturaleza asturiana en invierno es la de un grupo de lúganos o ubanos Carduelis spinus alimentándose en un bosque de ribera. Este pequeño y bonito fringílido es todo un especialista, y en esta época tanto las semillas como las inflorescencias de los alisos o humeros constituyen su dieta casi en exclusiva.


Los lúganos demuestran una gran habilidad para extraer la parte nutritiva de estos órganos del árbol, desechando las partes más duras, tal como se puede observar en este vídeo.


El lúgano cría en buena parte de Europa, especialmente en los grandes bosques de coníferas, alimentándose en esta época de semillas de abetos y pinos. Al terminar la época reproductora inicia un intenso desplazamiento hacia el sur, en especial las poblaciones más boreales, buscando las zonas donde pasar el invierno.



La llegada a Asturias se produce a partir de octubre, pero sobre todo en noviembre, y es muy variable, desde años en los que apenas se observa hasta otros en los que se produce la llegada de grandes bandos.A este respecto se comporta como una especie irruptiva. Los lúganos que llegan a Asturias proceden de una amplia banda del oeste de Europa, sobre todo de los países nórdicos, los de la orilla del Báltico y Alemania.


Esta parece ser una buena temporada, habiéndose registrado una buena entrada, en especial en el oriente asturiano. Hay algunos enclaves que los atraen fuertemente, y en los cuales se observan año tras año, como la aliseda de La Magdalena, en Avilés, donde he podido tomar estas fotos hace pocos días de un bando que ya está invernando por allí. Aunque no sólo se quedan en las alisedas, por ejemplo
también en Avilés, en el parque de La Magdalena, llevo siguiendo un pequeño grupo desde hace unas semanas que se alimentan entre los abedules y los arces.