jueves, 19 de julio de 2018

Jóvenes somormujos

En los últimos años suelo registrar de forma recurrente, aunque muy escasa, la reproducción del somormujo lavanco Podiceps cristatus en el embalse de La Granda, uno de los escasos lugares de cría de la especie en Asturias. Los jóvenes se suelen detectar un poco tarde, en el mes de julio, y este año he vuelto a detectarlos, en concreto un par de polluelos pertenecientes a dos parejas diferentes, ambos acompañados de sus padres. 


Fue en el embalse de la Granda donde primero se constató la reproducción de este sormormujo en Asturias, al comenzar el siglo XXI, llegando en pocos años a alcanzar una estimable cifra cercana a las 30 parejas. Sin embargo en las últimas temporadas la población se ha reducido enormemente, debido a las múltiples molestias que afectan a las aves acuáticas en este pantano. Sin embargo no cejan en el empeño año tras año por sacar alguna cría.



El somormujo lavanco presenta una amplia distribución por Europa, donde es un ave frecuente y numerosa, ya que no es tan exigente como otras especies de su familia que requieren de una vegetación abundante en los humedales donde crían. Las poblaciones del suroeste de Europa son sedentarias, y se ven aumentadas en invierno por los contingentes que llegan del norte y este, donde se comporta como migradora. Asturias representa un territorio bastante marginal para ella, tanto en la invernada como en la cría.


sábado, 14 de julio de 2018

Abejero, la rapaz discreta

De todas las rapaces que se reproducen en Asturias, una de las más discretas es el abejero europeo Pernis apivorus. Prácticamente todos los años alguna pareja se reproduce en el concejo de Gozón, por lo general entre 1 y 5. Esta semana pude observar dos aves sobrevolando el entorno de Maqua, una de ellas un macho, con la línea terminal de la cola y de las alas muy gruesa y definida, un ejemplar de coloración normal muy similar a un busardo ratonero, aunque con la silueta típica de abejero.


El segundo ejemplar, mucho más claro, podría tratarse de un juvenil o de una hembra.


Hay varias razones que explican que el abejero sea una rapaz tan discreta y pase tan desapercibida. Por ejemplo, su aspecto, que como se aprecia es similar al del busardo ratonero, del que se diferencia en vuelo por sutiles detalles. Además, es bastante silencioso por lo general, y presenta unos hábitos alimenticios muy particulares, ya que se nutre de insectos, en especial avispas y abejas sociales a las que captura en sus nidos, tanto larvas como adultos.


Además, el abejero pasa muy poco tiempo entre nosotros, suele llegar en mayo y permanece el tiempo justo para la cría, marchando ya en agosto. Es una rapaz estival cuyos cuarteles de invierno se encuentran en todo el África subsahariana. En la Península Ibérica se reproduce sólo en el norte, en Asturias entre 100 y 200 parejas según el Atlas de Nidificantes de la COA:


domingo, 8 de julio de 2018

Trithemis annulata, especie nueva para Asturias.

Esta mañana del 08/07/2018 me encontraba prospectando odonatos, aprovechando la soleada jornada, en uno de mis lugares habituales, el pantano de La Granda en Gozón. Tras un momento de espera en uno de los sitios claves del embalse se posó a escasa distancia de mí un ejemplar de anisóptero (las verdaderas libélulas). Tras fotografiarlo bien, y ya alertado por su dorso de color violáceo, tras una corta búsqueda no me cabían dudas, se trataba de un macho de Trithemis annulata.


Trithemis annulata (Palisot de Beauvois, 1807) es una libélula muy abundante en África, que a finales del siglo XX inició una expansión por el mediterráneo europeo, que incluyó la Península Ibérica, con las primeras referencias en los años 70.


Esta expansión es similar a la de otras especies de origen africano registradas en el mismo periodo de tiempo (no entraremos en sus posibles causas). En la Península Ibérica, aunque se había limitado en principio a la mitad sur y zona mediterránea, a partir de principios del siglo XXI ha comenzado a colonizar nuevas zonas, como por ejemplo Galicia o Navarra. Esta de hoy es la primera referencia de la especie en Asturias, con lo cual esta especie pasa a engrosar el listado de odonatos asturianos.


Hace unos pocos años que vengo siguiendo la odonatofauna astur, en especial la de la zona central. Secretamente, uno de los mayores objetivos que uno se propone es el descubrimiento de alguna especie nueva para su zona, algo que hoy se ha cumplido.

viernes, 6 de julio de 2018

Tiempo de jóvenes

A medida que va transcurriendo el mes de julio cada vez se pueden ver más aves juveniles, es la culminación de la temporada de cría que comenzó allá por la primavera. Poco a poco salen las nuevas generaciones que aseguran la pervivencia de la especie. Lo podemos ver en todas partes, por ejemplo en los parques y jardines, donde ya vuelan las crías de la urraca Pica pica, que se pueden reconocer por las marcas en la cara que los adultos no tienen.


También por los parques y jardines se ven muchos juveniles de mirlo común Turdus merula, aunque estos ya llevan bastantes días más en libertad, de hecho muchos ya han comenzado a mudar. Sus padres ya han iniciado una segunda cría.


Por su parte, en la campiña ya están culminando la temporada reproductora las aves estivales, que llegaron para criar procedentes de África. Un ejemplo es la lavandera boyera Motacilla flava, de la cual pude localizar el primer pollo volandero ayer en la zona de Nieva. Pasarán aquí una temporada antes de retornar a sus cuarteles de invierno.



martes, 3 de julio de 2018

La mariposa más familiar

En Gozón vuelan varias especies de mariposas, unas más llamativas y otras menos. Pero quizá la que nos sea más familiar es la discreta mariposa de los muros Pararge aegeria, porque se trata de una especie muy ligada al hombre, viviendo en parques, jardines, setos, etc. En muchos de estos lugares de hecho es la única mariposa que se ve.


La mariposa de los muros gusta de lugares más umbríos que el resto, y es especialmente frecuente en los bosques de ribera, de hecho yo creo que éste es su hábitat originario. Hace unos días en un recorrido de unos 800 m por una aliseda de Gozón pude contar hasta 31 ejemplares.


Otra característica que hace muy visible a esta especie es que los machos son muy territoriales y no suele alejarse mucho de sus pequeños dominios, donde se posa con asiduidad.


La mariposa de los muros vuela en todas las estaciones, y sólo desaparece en los inviernos más fríos, aunque probablemente es en estos días de inicios de verano cuando es más frecuente. Presenta generaciones continuas, quizá 3-4 a lo largo de todo el año.


sábado, 30 de junio de 2018

Nuevas golondrinas

Las nuevas golondrinas Hirundo rustica nacidas este año ya han salido al exterior y comparten posadero junto con sus progenitores. De ellos van aprendiendo las técnicas de vuelo y de alimentación.


Cuando están posadas resultan visibles las diferencias morfológicas entre los jóvenes y los adultos, que son son tan evidentes en vuelo. Así, se ve que los jóvenes tienen la cara anaranjada y no rojo oscuro, tienen total ausencia de rectrices, su pecho es de un blanco sucio y el collar oscuro no está todavía bien definido.



Muchas golondrinas adultas ya están iniciando su segunda cría, sin embargo como el resto de los hirundínidos soportan bien la presencia de los pollos de la primera nidada en las proximidades. Las golondrinas son aves muy gregarias y poco a poco irán formando grupos cada vez mayores, especialmente a partir de finales del mes de julio, para prepararse de cara a la migración postnupcial, de retorno a las zonas de invernada africanas.


Se trata de aves treméndamente filopátricas, esto quiere decir que, si retornan el próximo año, los adultos volverán con mucha probabilidad a criar al mismo nido. De ese modo, los juveniles del año que consigan sobrevivir (muy pocos) deberán buscarse un nuevo emplazamiento, aunque sea en la misma zona donde nacieron.

domingo, 24 de junio de 2018

Mariposas nuevas y viejas

En algunas especies de mariposas se pueden ver coexistiendo ejemplares correspondientes a diferentes generaciones. Una de ellas es la bonita pavo real Inachis io, que es una más de nuestras mariposas ligadas a la ortiga como planta nutricia. Estos días de junio se pueden observar individuos coloridos y brillantes, que son de la primera generación anual, las cuales acaban de emerger como imagos. Hoy pude observar las primeras en el concejo de Gozón, con algo de retraso respecto a otras temporadas, cuando ya se detectan a finales de mayo.


Hace pocos días registré un ejemplar de la generación anterior, ya viejo y decolorido, el contraste entre ambos es más que evidente.


Estas mariposas que emergen ahora se volverán a reproducir durante el verano, produciendo una segunda generación que emergerá en otoño, durante el mes de octubre, y será la que pase el invierno en estado adulto. La pavo real se comporta por tanto en nuestras latitudes como una mariposa bivoltina.