sábado, 7 de febrero de 2015

Los roqueros están de vuelta

El avión roquero Ptyonoprogne rupestris es un ave ligada a medios rupícolas, donde anida la mayor parte de las poblaciones que se encuentran en Asturias. Sin embargo existen pequeñas colonias en algunos núcleos urbanos, como es el caso de Salas, Pola de Allande o Avilés, que yo conozca. Se trata del único de nuestros hirundínidos que permanece aquí en invierno, pero aunque no emigra realiza pequeños movimientos dispersivos.


En estos movimientos invernales se suelen concentrar en agrupaciones en la cercanía de embalses y zonas húmedas, por lo general de pequeño tamaño aunque a veces se reúnen varias decenas de aves. Es frecuente que abandonen por un tiempo sus zonas de cría, por ejemplo en la pequeña colonia que tienen en la ciudad de Avilés llevaban ausentes al menos desde finales de noviembre.


Hoy he vuelto a detectarlos, tanto en el núcleo urbano como sobrevolando la zona de la ría, un pequeño grupo de 8 ejemplares. Es probable que hayan retornado ya para quedarse, aunque aún queda bastante tiempo para la reproducción, que se inicia en el mes de mayo. Por eso seguramente se mudarán de cuando en cuando hacia zonas cercanas, como el embalse de La Granda, si notan que andan escasos de alimento. Su dieta se compone de pequeños insectos voladores, en especial dípteros y coleópteros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada