domingo, 6 de diciembre de 2015

Cada año menos

En la playa de Bañugues inverna cada temporada un grupo de chorlitejos grandes Charadrius hiaticula. Aunque como sigamos a este paso pronto tendremos que decir "invernaba" porque el grupo cada vez es más pequeño. Hoy los pude fotografiar al mediodía mientras reposaban en las rocas.


Llevo con este seis inviernos comentando la fenología de este ave tan emblemática de Bañugues en el blog. El primero fue cuando registré el bando más numeroso, de 19 aves, para bajar el siguiente a 16. El tercer año ya fueron 12, volviendo a bajar a 7 el siguiente y a sólo 5 el último invierno. Esta temporada, si nada cambia, serán sólo tres aves las que se queden en la playa, 2 ads. y un juvenil.


Este bajón responde a causas tanto generales como locales. Por un lado, parece registrarse un bajón general en la invernada tanto de esta especie como de otras aves costeras en Asturias. Por otro, las molestias humanas se han multiplicado en Bañugues en los últimos años, muy en especial la presencia casi constante de perros y la extracción intensiva de ocle. Las aves ven perturbada casi continuamente su tranquilidad y reducida la disponibilidad de comida.


Junto a los chorlitejos casi todos los inviernos se queda un grupo muy variable en número de vuelvepiedras Arenaria interpres. Hoy pude contabilizar un total de 8.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada