martes, 3 de enero de 2012

Inicio de año en Bañugues

Ya estamos en un nuevo año, el segundo de este blog que inicié a principios de 2011 para contar historias acerca de las aves en el concejo de Gozón, la tierra que me vio nacer y en la que empecé a perseguir pájaros. Y ningún lugar mejor para entrar en 2012 que la ensenada de Bañugues, que ha sido protagonista del blog durante el año pasado y seguirá siéndolo este que comienza. Allí realicé alguna visita a finales del áño pasado y ayer día 2 de enero.

¿Cómo anda la cosa por allí? Estable y con diversos ejemplares asentados, lo que no es poco decir teniendo en cuenta que hasta hace pocos años el invierno era casi una estación yerma, y la playa estaba casi vacía. En cuanto a limícolas, una vez que se han ido los correlimos (parece que no les gusta la playa para invernar), lo más destacado es la permanencia del grupillo de 16 chorlitejos grandes Charadrius hiaticula, una buena parte de los cuales son aves adultas.

Chorlitejo grande Charadrius hiaticula


Los chorlitejos se alimentan en la playa, en especial a primeras horas de la mañana, pero también pasan buena parte de su tiempo descansando entre las rocas, descanso que es fundamental para pasar el invierno sin gastar muchas energías.


Entre las rocas también podemos observar algún ejemplar de vuelvepiedras Arenaria interpres, su número parece haber descendido, ya que en las últimas visitas no he anotado más de 7 u 8 aves, al igual que quizá haya descendido también el número de andarríos chicos, no parece haber más de 2 o 3.

Vuelvepiedras Arenaria interpres

La última especie de limícola que está invernando en la ensenada de Bañugues es el chorlito gris Pluvialis squatarola, con 2 ejemplares, un adulto y otro de primer invierno.

Chorlito gris Pluvialis squatarola

Y como no me gusta contar mucho rollo, mañana contaré cómo va la cosa a nivel de gaviotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada