martes, 7 de febrero de 2012

Petirrojos en busca de comida

Dejo el coche a las puertas mismas de Peroño, donde termina la zona asfaltada, para dar una vuelta hasta punta la Vaca. En esta zona la gente de los alrededores va tirando la hierba y vegetación de los chalets, formando, por así decir, una buena capa de "compost" natural. La hierba fermenta y es el caldo de cultivo propicio para el desarrollo de larvas de insectos, que un precioso petirrojo aprovecha como excepcional fuente de alimento.

Petirrojo Erithacus rubecula "Raitán"

El popular raitán Erithacus rubecula es un pajarín bien popular. Su dieta habitual, como bien delata la forma de su pico, es insectívora, con una gran variedad de presas: dípteros, lepidópteros, dermápteros, etc. Le gustan especialmente las larvas de estos insectos, las orugas y también las lombrices de tierra, que consume en todas las épocas. En invierno también puede añadir a su menú algunas bayas, especialmente las de hiedra.


Es un ave muy territorial en cualquier época. Por ejemplo durante el rato que estuve observando a este ejemplar un intruso quiso colarse en su pequeña parcela, atraído sin duda por el variado menú del restaurante "hierba seca y podrida", pero fue debidamente expulsado al ejercer el residente sus debidos derechos de propiedad.


Los petirrojos aprovechan cualquier fuente de alimentación que los humanos ponemos a su alcance. Por ejemplo, en la playa de Xagó fotografié a un ejemplar que revoloteaba alrededor de un contenedor de residuos cazando pequeños dípteros, y en Bañugues otro petirrojo parece especializado en capturar los pequeños insectos que se encuentran en la superficie del agua de la, llamémosla así, "depuradora" de aguas fecales.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada