jueves, 28 de abril de 2016

Llegan las agujas

En la migración prenupcial de limícolas una de las especies más destacadas es sin duda la aguja colipinta Limosa lapponica. De tamaño medio, se hace notar por su notable dimorfismo sexual, con las hembras mayores y con tonos grises y los machos más pequeños y con atractivos colores anaranjados. Muchos de los que pasan por aquí en esta época ya presentan el plumaje nupcial prácticamente completo.


Otra de las características del paso migratorio de esta especie es que tiene fechas muy definidas. Es muy corto en el tiempo, y aunque ejemplares aislados pueden aparecer antes los primeros bandos siempre hacen acto de presencia a finales de abril. Su máximo tiene lugar en la primera semana de mayo, y a continuación su número va decreciendo. Los ejemplares que se ven en la segunda quincena de mayo son muy probablemente inmaduros.


Respondiendo una vez más a este esquema hoy pude detectar mi primer grupo de aguja colipinta en la ensenada de Llodero, 10 aves que recorrían la orilla alimentándose activamente.


Estas agujas provienen con gran probabilidad de su gran área de invernada africana, el Banc d'Arguin en Mauritania, y se dirigen a la península de Taymyr en Siberia para criar, por eso la subespecie se denomina taymyrensis. En este viaje de miles de km hacen muy pocas paradas para reponer fuerzas, apenas una o dos. La segunda subespecie de nuestra área, la subs. lapponica, hace migraciones mucho más cortas, ya que se reproduce en el norte de Escandinavia y Rusia e inverna en las costas europeas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada