sábado, 27 de agosto de 2011

Correlimos tridáctilos juveniles

Ya está en ebullición la migración otoñal de aves limícolas en la playa de Bañugues, y ayer me acerqué a darle un vistazo. Pude observar un grupillo de 9 correlimos tridáctilos Calidris alba y 5 correlimos comunes Calidris alpina, todos ellos juveniles, alimentándose de forma muy activa en la playa. Uno de los aspectos más fascinantes es el hecho de que estas aves, que han nacido este año y apenas tienen 2 o 3 meses de vida, migran hacia el sur sin adultos que los acompañen en su viaje, por puro instinto.

También resulta apasionante pensar que en el mes de mayo estaba relatando la migración hacia sus áreas de cría de los adultos de correlimos tridáctilo, y apenas 3 meses después encontramos a sus crías realizando el viaje inverso. Los jóvenes de correlimos tridáctilo presentan un precioso color blanquinegro, inconfundible.

Correlimos tridáctilo (Calidris alba)


Es probable que estos juveniles de las dos especies de correlimos hayan viajado juntos desde sus áreas de cría. Se sabe que los tridáctilos proceden seguramente de las costas del norte de Groenlandia y del NE de Canadá, y quizá hayan llegado a nuestras costas tras un viaje directo o después de una escala en Islandia. En estas fotos se observan juveniles de las dos especies, los correlimos comunes jóvenes presentan un plumaje de tono más pardo y con un barreado en el pecho.




En cuanto a otras aves, observé un par de andarríos chicos Actitis hypoleucos, probablemente también juveniles, y un buen bando de gaviotas, unas 200, la mayor parte sombrías, aunque al poco de llegar levantaron el vuelo y no pude concretar especies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada