domingo, 14 de septiembre de 2014

Combatiente y otros

El combatiente Philomachus pugnax es un limícola muy escaso en migración otoñal por Asturias, cada temporada se detecta en número muy escaso, siempre juveniles. Este sábado localicé un ejemplar en la playa de Bañugues.


Estuvo en la playa tan sólo unos minutos, en los que se alimentó junto al par de agujas colipintas que llevan en la playa varios días.


Pero al no ser muy buen tratado por éstas decidió tomar las de Villadiego.


Por lo demás, en la ensenada sigue sedimentado un bando de limícolas de alrededor de 60 aves, con un grupillo de algo más de 20 chorlitejos grandes, casi todos juveniles.



También hay entre 20 y 30 correlimos comunes, junto a ellos un correlimos menudo que localicé hoy domingo, el tercero de la temporada.



Un puñado de correlimos tridáctilos, que aquí podemos ver en su posición habitual, en un cierto ángulo prospectando la arena cerca de la orilla.



Y unos pocos zarapitos trinadores, que alegran la playa volando de un lado a otro emitiendo su inconfundible reclamo.


1 comentario:

  1. Parece que este será un buen año, estupendos avistamientos. Saludos

    ResponderEliminar