domingo, 12 de abril de 2015

Se van acercando las dáuricas

La golondrina dáurica Cecropis daurica es probablemente el último ejemplo de colonización del territorio asturiano por parte de las aves. El número de observaciones va en aumento, así como su distribución territorial. Hoy he podido localizar mis dos primeros ejemplares de la especie en Asturias, en el concejo de Castrillón, cerca de un viaducto. Las fotos que pongo son malas (peores de lo habitual) y están hechas con bastante recorte, pero se aprecian sus rasgos identificativos: el obispillo rojo herrumbre, la ausencia del collar negro en el cuello y la zona anal negra por delante de las proyecciones caudales.


De acuerdo con el Atlas de las aves nidificantes de Asturies publicado recientemente por la Coordinadora Ornitolóxica de Asturies y el Indurot, el primer caso de cría confirmada se produjo en 1999 con parejas en el valle del río Navia y en Proaza, aunque probablemente ya se estaba reproduciendo anteriormente. Desde entonces ha criado casi todos los años, principalmente en los valles de los ríos Navia y Trubia, aunque también en otras áreas. Curiosamente, parece que nidifica un poco al azar, ya que difícilmente repite localidad reproductora más de dos años seguidos.


Además, aunque como digo casi todas los años se reproduce no se está apreciando un gran aumento en el número de parejas, que permanece escaso, aunque sí de la cobertura territorial. Para anidar suelen elegir construcciones humanas de diversa índole, como puentes, edificios abandonados o embalses, aunque también se ha visto alguna en roquedos naturales. La pareja que yo anoté hoy voló unos minutos en torno a uno de los viaductos de la autovía.



Por lo que vi, bien podía tratarse de una pareja en busca de un lugar apropiado para anidar, habrá que estar atento a ver si se deciden a establecerse en la zona. En Gozón de momento sólo se ha visto algún ave en migración, pero parece que se van aproximando y quizá algún año próximo podamos ver cómo comienza a criar.

Quiero dar las gracias a todos cuantos cedieron sus datos al Atlas de Nidificantes por hacer posible que yo pudiera elaborar esta entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada