jueves, 18 de junio de 2015

Una inglesa que decidió quedarse

Un buen número de gaviotas sombrías Larus fuscus se queda por las costas del norte cantábrico una vez terminado el invierno, sin volver a sus áreas de cría. Se trata de aves inmaduras que no se reproducen y por eso procuran ahorrar fuerzas evitando un largo trayecto. Una de ellas anillada la pude localizar hace unos días, el 12 de junio, en la playa de Bañugues. Se trata de NKN.P, un ave de segundo año anillada por el equipo de Mike Marsh en la reserva de Havergate Island, en Suffolk, Inglaterra, el pasado 29 de junio de 2014.


Se da la curiosa circunstancia de que ya había podido avistar a esta gaviota durante el paso prenupcial, el pasado día 3 de febrero, también en Bañugues. Iba de retorno tras haber pasado el invierno en Galicia, donde se observó en diciembre, pero se ve que a la hora de saltar el Cantábrico se lo pensó mejor y decidió quedarse por aquí, a 1000 km de su lugar de nacimiento.


Comparando fotografías se observa que en este tiempo la gaviota ha terminado de mudar las escapulares y también ha mudado bastantes coberteras, las que no ha mudado están bastante desgastadas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada