sábado, 13 de agosto de 2016

Ya llegan los paseriformes migrantes

La migración postnupcial de los paseriformes se suele retrasar con respecto a la de las aves acuáticas, que se inicia en algunos casos tan pronto como en el mes de junio. Los primeros pajarillos migradores no aparecen hasta finales de julio o primeros de agosto, haciéndose notar ya a partir de la primera semana. Hoy ya pude disfrutar de algunos en un paseo por el Cabo Peñas. Uno de los mejores lugares para observarlos es el pinar que queda próximo al vértice geodésico, donde esta mañana había una buena caída de mosquitero musical Phylloscopus trochilus.


Los mosquiteros se movían inquietos entre los pinos a la caza de los abundantes dípteros que volaban por la zona.



Con ellos pude ver también un par de papamoscas cerrojillos juveniles, también a la caza de moscas como bien indica su nombre.


Y el más escaso papamoscas gris Muscicapa striata, que suele ser algo más tardío que los dos primeros, muy tempranos siempre,


Una vez que dejé el pinar me acerqué a las proximidades del acantilado pensando si no podría ver también a la primera collalba gris de la temporada. Pues dicho y hecho, y es que a veces estas cosas ocurren...


Estos paseriformes más tempranos en pasar son los migrantes transaharianos, los que cruzan el desierto del Sahara para invernar. Nos tendrán muy ocupados la segunda quincena de agosto y todo el mes de septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada