martes, 1 de noviembre de 2011

Chorlitos dorados on the rocks

Anteayer día 30 de octubre me acerqué hasta la ensenada de Bañugues cuando subía la marea, a ver cómo andaba la cosa. Estos atardeceres de otoño despejados probablemente son el mejor momento del año para practicar la fotografía,  tienen una luz totalmente limpia y permiten captar todos los detalles con nitidez. Continúa el grupillo de estos días, lo más emocionante fue sin duda poder captar los 3 chorlitos dorados Pluvialis apricaria muy de cerca, entre las rocas del lado oeste de la playa.

Chorlito dorado Pluvialis apricaria Golden plover





El resto de limícolas se encontraba también en la misma zona, 4 vuelvepiedras Arenaria interpres, 5 andarríos chicos Actitis hypoleucos y 12-14 chorlitejos grandes Charadrius hiaticula. Entre estos últimos pude ver bien el par de adultos, y al menos una de las dos aves anilladas que comenté que ya estaban hace una semana. Es una pena que en algunos enclaves se siga practicando este método tan arcaico de anillamiento, y no el de código de colores que permite identificar al ejemplar sin necesidad de capturarlo.

Chorlitejo grande Charadrius hiaticula, adulto y joven


Chorlitejo grande anillado


Vuelvepiedras Arenaria interpres


Andarríos chico Actitis hypoleucos

Y hablando de anillamientos, hace unos días localicé también en Bañugues una gaviota patiamarilla Larus michaellis adulta anillada con anilla roja, no pude leer bien el código, aunque sí confirmar que procede de las colonias de Guipuzcoa, el dato es interesante porque las gaviotas adultas se desplazan mucho menos que las juveniles.

Gaviota patiamarilla Larus michaellis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada