sábado, 2 de junio de 2012

Los 3 tenores del paso

A lo largo de la última semana de mayo he continuado siguiendo la migración primaveral de limícolas en la playa de Bañugues, con un par de visitas. Esta última etapa del viaje migratorio postnupcial está protagonizado por pequeños bandos en los que viajan juntos los tres tenores del paso migratorio: el chorlitejo grande, el correlimos común y el correlimos tridáctilo.



Estas tres pequeñas especies están protagonizando uno de los viajes más increíbles en el mundo de las aves, ya que siguiendo la denominada vía migratoria del Atlántico Este se trasladan desde sus cuarteles de invierno en el oeste y sur de África a sus zonas de cría en Islandia, Groenlandia y el NE de Canadá. En estas zonas tan frías pasarán apenas 2-3 meses, el tiempo justo para sacar adelante a sus pollos.

Si los correlimos tridáctilos dominaban a mediados de mes la especie que domina cada vez en mayor medida en este final de mayo es el chorlitejo grande Charadrius hiaticula.


De hecho el día 31 de mayo contabilicé el máximo primaveral de esta especie en la playa, 34 ejemplares, el 63% de los componentes del bando que había esa jornada.


El día que comencé a notar la dominancia de esta especie fue el día 24, cuando conté 29 aves, que era la mitad del bando. Yo creo que este hecho se debe a que el chorlitejo grande inverna en mayor proporción que las otras cuanto más al sur, haciéndolo en buen número en la  zona sur de África .

La segunda especie en número es el correlimos común Calidris alpina, de los que he contado entre 15 y 20 aves. Viajan juntas dos subespecies, la subs. schinzii, que cría en Islandia, y la subs. arctica, que lo hace en Groenlandia y el NE de Canadá. Esta última es reconocible por su pequeño tamaño; aquí pongo dos fotos hechas dos días diferentes de ejemplares juntos de ambas subespecies.



Y de correlimos tridáctilo Calidris alba, especie que alcanzó grandes números a mediados de mes, se ven cada vez menos, el día 31 ya apenas 4 ejemplares.


Junto a estas especies se observan otras, generalmente se trata de aves no reproductoras que no tienen prisa ya que probablemente no van a llegar a las áreas de cría. Por ejemplo, un correlimos zarapitín Calidris ferruginea, el único que he visto esta primavera.


Un buen grupo de 6 archibebes comunes Tringa totanus.


Un grupo de 3 chorlitos grises Pluvialis squatarola.


Y también alguna aguja colipinta y zarapito trinador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada