viernes, 12 de octubre de 2012

El equilibrista de los cardos

Si hay una planta que vuelve loco a nuestro querido jilguero no es otra que el cardo, y tanto le gusta que hasta da nombre a la especie (Carduelis carduelis). Es en estos primeros días del otoño, cuando los cardos de los baldíos echan las semillas, cuando podemos disfrutar de los equilibrios y maniobras de los jilgueros en las inflorescencias de esta planta. Y a ningún otro pájaro se le da tan bien como a él, otros fringílidos también son amantes de sus semillas, pero ninguno está tan especializado ni es tan diestro en sustraerlas como el jilguero en arrancarlas. Aquí os dejo una secuencia de una hembra tomada esta misma tarde.





Puro equilibrio sobre los cardos, eso es lo que hace el jilguero para extraer las semillas. Las acrobacias que realizan sobre esta plantita, que debe pinchar lo suyo, son realmente dignas de apreciar, una pequeña maravilla más de nuestra naturaleza.


Y de momento hay para todos, aunque el jilguero es un pájaro un poco pendenciero, parece que cada uno de momento tiene su pequeña ración de comida.


Ambas partes salen beneficiadas. El jilguero recibe un alimento muy nutritivo y que además le encanta. El cardo verá dispersadas sus semillas y con ello la posibilidad de florecer el verano siguiente en un nuevo lugar, colonizando así otros territorios. Estas fotos las tomé esta misma tarde en la zona de San Juan de Nieva, un pequeño grupo de 15 jilgueros en el que además de hembras pude ver machos, reconocibles por su máscara roja más colorida y extendida, y jóvenes del año, en los que esta máscara apenas empieza a apuntar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada