sábado, 23 de marzo de 2013

Gaviota agonizante

Esta pobre gaviota cabecinegra que vi ayer en Bañugues está agonizante, buscando el aire que le falta desesperadamente. Los puntos blancos que se ven a su alrededor no son defectos de las fotografías, son enjambres de moscas que probablemente ya huelen la muerte.



Creo que es la misma gaviota que vi varios días atrás embadurnada de fuel, ahora no lo tiene, se lo habrá quitado lavándose en el río, pero habrá tragado tanto veneno que sus entrañas estarán emponzoñadas.


Y este es el vídeo de cuando intentaba limpiar su cuerpo, pensando en un futuro de vuelta a sus zonas de cría, donde ya no la verán retornar. Otra víctima del Homo sapiens.


Esta entrada no lleva etiquetas ni recordatorios.




6 comentarios:

  1. Hola Jose Antonio!!
    Esta ya se le veía que iba a costarle mucho recuperar y volver a sus tierras.
    Una pena, es el precio que tiene que pagar, encima lo de los vertidos y demás, como el de Aboño, suelen quedar guardados en el cajón de un despacho esperando que pase el tiempo y la gente se le olvide.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Juan, y lo peor para mí no es tanto el de Aboño como tantos y tantos que ocurren en la mar por parte de barcos que vierten sus aguas sucias impunemente. Este invierno he visto varias como ésta que probablemente ya habrán caído. Un saludo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Da dolor verlas pasarlo así tan mal Xurde. Un saludo

      Eliminar
  3. Ojalá fuese la última victima de los vertidos, pero me temo que no.

    ResponderEliminar
  4. Pues habría que meterla en una caja y dejársela a la consejera de turno, y que se manchase un poco su vestidito.

    ResponderEliminar