sábado, 2 de marzo de 2013

Gaviota tridáctila sedimentada

El pasado 28 de febrero pude observar durante bastante tiempo un juvenil de gaviota tridáctila Rissa trydactila sedimentado en la playa de Bañugues. Este hecho es bastante inusual, porque para esta especie es aplicable lo mismo que comentaba en el caso del fulmar, fuera de la época de cría es estrictamente pelágica y se encuentra en mar abierto. La verdad es que como no estoy acostumbrado a verla al principio me mosqueó bastante.


Es una gaviota bien bonita, en esta especie son más llamativas las aves juveniles que las adultas. Este ejemplar en concreto presenta ya algunos rasgos avanzados de primer invierno, como la nuca gris o el pico de color carne (este en el juvenil es negro). Las coberteras oscuras forman un precioso y característico dibujo en zig-zag con las alas abiertas.



Dos rasgos anatómicos llaman la atención en esta gaviota. Lo primero la ausencia total o casi total del dedo pulgar, a diferencia de otras especies, lo cual le da su nombre en castellano. Lo segundo, lo paticorta que resulta. De hecho, aunque tiene prácticamente el mismo tamaño que la gaviota cabecinegra parece más pequeña, debido a lo cortas que tiene las patas, como se puede ver en la siguiente foto con un juvenil de esta última especie.


Esta es una adaptación que comparten, por ejemplo, con los charranes, y proviene de su forma de vida. Las tridáctilas sólo se acercan a tierra para la cría, en un corto espacio de tiempo de apenas 2-3 meses, y ubican su nido en cortados rocosos en paredones verticales, al igual que otras aves marinas como los araos. Luego se dispersan y pasan el resto del tiempo en alta mar. Es evidente, por tanto, que no necesitan caminar demasiado y han ido eliminando peso superfluo.

Al igual que otras aves pelágicas, como la gaviota enana o los paíños, la gaviota tridáctila se alimenta de plancton marino y pequeños invertebrados que captura en alta mar. Al pasar tanto tiempo en el agua, necesita tener su plumaje en perfectas condiciones. La pequeña gaviota que localicé en Bañugues pasó todo el tiempo atusando su plumaje, quizás podría tener algún problemilla.



Y aquí para terminar un par de vídeos.




4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Es que hay mucha variedad, son preciosas sí. Pero si puedes busca las fotos de su pariente oriental, Rissa brevirostris, es una absoluta preciosidad. Saludos

      Eliminar
  2. Desde el observatorio de Zeluán las tengo visto pasar alguna vez, pero nunca pararse, es una gaviota bien guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es Iván, muy chula. Parece que este invierno también se dejaron ver algunas por ahí por Zeluán..Un saludo

      Eliminar