sábado, 28 de septiembre de 2013

Gavilanes y bisbitas

A partir de mediados o finales de septiembre es apreciable la llegada de ejemplares de gavilán Accipiter nisus a la franja costera asturiana. Este año por ejemplo el primer ejemplar lo registré hace unos días cerca de la playa de Bañugues. Hoy tuve la fortuna de observar un ejemplar bastante cerca en la rasa costera de Moniello en compañía de Arancha y María Jesús.


El gavilán es una rapaz extendida a lo largo de casi toda Eurasia, pero el status de las diferentes zonas es muy diferente, y las poblaciones europeas son parcialmente migradoras. Este caracter migrador aumenta cuanto más al norte y al este nos movamos. Así, los gavilanes de la Península Ibérica, Francia o las islas británicas son fundamentalmente sedentarios. Aquí en Asturias recibimos una parte de los que salen de migración desde el oeste y el norte de Europa. Parece ser que la migración es secuencial, primero los jóvenes, luego las hembras adultas y al final los machos adultos, este de hoy me parece una hembra.


El gavilán es una rapaz que cría escasa en Gozón, apenas un puñado de parejas, y en época reproductora es muy escondedizo, habitando cerca de las zonas más arboladas. Sin embargo estos ejemplares en migración se reparten a lo largo de todo el concejo, y su presencia se hace notar de forma clara. El máximo migratorio tiene lugar en octubre, y algunos se quedan a pasar el invierno.


Al igual que otra rapaz migradora como el esmerejón, el gavilán suele desplazarse asociado a los bandos de bisbita pratense Anthus pratensis, y de hecho el ejemplar que vimos hoy estuvo un buen rato dando vueltas por la zona en compañía de un pequeño bando de bisbitas. A lo largo de la tarde pudimos apreciar la entrada desde la mar de algún pequeño grupo de bisbita, un paseriforme que ya empieza a poblar la campiña de Gozón, que ocupará de forma apreciable a partir del mes de octubre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada