martes, 15 de septiembre de 2015

Goteo de collalbas

Como cada temporada, un pequeño goteo de collalbas grises Oenanthe oenanthe se puede apreciar por el litoral de Gozón. Buena parte de las jornadas de la migración postnupcial, en especial entre finales de agosto y primeros de octubre, se deja caer algún ejemplar por los diferentes salientes costeros del concejo, como Punta la Vaca, Moniello, Peñas, Cabo Negro, Nieva..


Casi todas las collalbas que se observan en esta época son juveniles, pero también se registra algún ejemplar adulto. El mayor grupo que he localizado hasta hoy es de 5 aves.


Los viajes de la collalba gris se encuentran entre los más espectaculares y asombrosos de todas las aves. Por ejemplo, las aves que invernan en el este de África se reproducen por todo el norte de Asia, habiendo llegado hasta Alaska tras expandir su área de cría. Pues bien, estas collalbas de Alaska siguen desplazándose hasta África para pasar el invierno, una migración de casi 30.000 km entre la ida y la vuelta.


Asimismo, las aves que crían en Groenlandia son capaces de saltarse de un vuelo todo el Atlántico Norte antes de aterrizar en las islas británicas o el oeste de Europa. Pensemos en ello cada vez que nos encontremos con este simpático y bonito pájaro.


Las collalbas son aves que se muestran muy al descubierto, alimentándose en campo abierto y frecuentando multitud de posaderos. Estas son algunas de las que me encontrado esta temporada.




Esta incluso se llegó a posar encima de unos maderos en los que había un nido de avispas, que observaban curiosas a la intrusa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada