domingo, 22 de noviembre de 2015

Colimbos chicos refugiados

Las rachas fuertes de temporal ejercen a menudo un efecto sobre las aves en migración, obligándolas a refugiarse temporalmente en las ensenadas y otros lugares abrigados de la costa. Hoy domingo a mediodía uno de estos temporales se dejó sentir, con lluvia y marcado viento de componente norte. Ello arrastró a unas cuantas aves marinas a sedimentar en la bahía de Luanco, sobre todo gaviotas, pero también dos colimbos chicos Gavia stellata.


Por el cuello tan marcado de gris se deduce que ambos ejemplares son juveniles, como la mayor parte de los que se ven aquí. Los colimbos chicos son muy escasos en migración en Asturias entre noviembre y diciembre, y unos pocos se quedan en nuestras aguas a invernar, en especial en la bahía de Gijón. La ensenada de Luanco es uno de los mejores enclaves de la costa asturiana para observar a esta especie, tanto en paso otoñal como en invernada.



Su tiempo de estancia fue muy breve en esta ocasión, dado que a los pocos minutos de localizarlos se fueron de la ensenada para continuar su migración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada