jueves, 19 de noviembre de 2015

Marsopas por Gozón

La marsopa Phocaena phocaena es el cetáceo de menor tamaño de todos los que pueblan el Atlántico Norte, y por tanto el más pequeño de todos los que se encuentran en aguas asturianas. Otros rasgos morfológicos que la identifican bien son su cabeza roma, sin el pico típico de los delfines, y la aleta dorsal de pequeño tamaño.

Una de las principales características de las marsopas es que son animales que viven por lo general muy cerca de las costas, a diferencia de la inmensa mayoría de cetáceos. De hecho en el fantástico estudio del compañero gozoniego de adopción Arturo Ruano "Cetáceos del litoral asturiano", que se puede descargar de internet, no hay una sola observación de la especie en todas las salidas realizadas a la mar, mientras que en la recopilación de observaciones costeras es una de las más frecuentes.

Sirva este preámbulo para decir que sí, que en Gozón naturalmente se pueden ver marsopas. De hecho seguramente Gozón acapara la inmensa mayoría de las observaciones de marsopa en Asturias. Hace unos días yo pude ver un grupo alimentándose en las aguas entre San Juan de Nieva y Xagó, a menos de 1 km de la costa, y obtener este vídeo, donde se observa un grupo de 5-6 ejemplares emergiendo del agua entre las gaviotas.


La marsopa se distribuye por buena parte del Hemisferio Norte, alrededor del Ártico y en las aguas templadas del Hemisferio Norte. Por lo general su presencia está ligada a las aguas de la plataforma continental, hasta los 200 m de profundidad. Aunque en general no es escasa algunas poblaciones aisladas como la del Mar Negro sí están amenazadas de extinción.


Pequeños gupos de marsopa, por lo general entre 5 y 10 ejemplares, se asientan periódicamente en áreas favorables de la costa. En Gozón dos zonas parecen ser las más adecuadas para ello, las aguas en torno a la punta la Vaca y la bahía de Luanco, donde hay numerosas observaciones, y el lugar donde yo obtuve este vídeo, donde el año pasado también localicé un joven ejemplar varado.

No me cabe duda de que su presencia es regular, y estos pequeños grupos se establecen todos los años. Esto contradice la afirmación del (por otro lado excelente) reportaje de su situación en la web Vertebrados Ibéricos, que afirma que "La costa de Galicia es el único sector de toda la costa española donde se ha comprobado la presencia regular de la especie catalogada como residente"

En Asturias esta especie se conoce como "toliña" y antiguamente se consumía su carne en los puertos pesqueros. De hecho yo recuerdo haberla comido de muy niño.

Co

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada