sábado, 16 de julio de 2016

Jovenes urracas

Las jóvenes urracas que nacieron allá por el mes de mayo ya han abandonado el nido y llenan los prados de los núcleos urbanos. Se reconocen fácilmente por las marcas faciales que presentan y el pico aún corto, de menor longitud que el de los adultos.


Los primeros días después de salir del nido aún dependen de sus padres, que nunca se separan de ellos y a los que reclaman comida con insistencia.


Las urracas tienen un solo periodo reproductor al año, aunque dicho periodo es muy largo, ya que comienzan a arreglar el nido a finales del invierno, por el mes de marzo, con gran esmero ya que es un nido muy elaborado. Parecen más frecuentes de lo que son en realidad ya que se concentran en núcleos urbanos y suburbanos, siendo muy escasas en el resto del territorio.


Son aves muy oportunistas e inteligentes, alimentándose de todo lo que pueden aprovechar, aunque buena parte de su dieta se basa en los insectos en cualquier época. Se las acusa en ocasiones de diezmar las poblaciones de pajarillos, pero los ataques a otros pájaros y sus pollos son realmente escasos. Una prueba de su inteligencia es que es capaz de esconder trozos de alimento cuando éste es abundante y recordar luego donde se encuentra en época de escasez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada