domingo, 25 de septiembre de 2011

Limícolas sedimentados

Esta semana he realizado un par de visitas a la playa de Bañugues, el jueves día 22 y ayer sábado día 24 de septiembre. En ambas pude observar al mismo número de limícolas, un pequeño grupo variadillo en especies que se encuentra sedimentado en la playa. Esto es bastante normal en otoño, época en la cual la migración trnascurre de forma más pausada. En la ensenada, las aves encuentran bastante alimento, ya que coincide además con la arribazón de algas que se llenan de invertebrados, y pueden estar una pequeña temporada nutriéndose antes de que el impulso migratorio las lleve a reiniciar su viaje.

Uno de los que más llama la atención es el ejemplar juvenil de correlimos zarapitín Calidris ferruginea, que ya lleva al menos una semana en la ensenada.

Correlimos zarapitín Calidris ferruginea


Una agradable novedad es otro ejemplar juvenil de correlimos gordo Calidris canutus, novedad para mí este año en la ensenada, ya que en primavera no localicé ninguno. El mayor de los correlimos suele presentarse de forma muy escasa en otoño, y este año tampoco ha faltado a la cita.


Correlimos gordo Calidris canutus

También se puede observar un grupillo de 5 correlimos tridáctilos juveniles Calidris alba

Correlimos tridáctilo Calidris alba

Y para terminar con los correlimos comentar que hay un total de 7 correlimos comunes Calidris alpina, ejemplares juveniles pero que están realizando la muda a plumaje invernal. Ya se observan las plumas grisáceas típicas de este plumaje, en algún caso poco extendidas en las escapulares, pero en otros ya cubriendo buena parte del manto.

Correlimos común Calidris alpina


La especie más numerosa de todo el grupo es, como no, el chorlitejo grande Charadrius hiaticula, con un total de 17 ejemplares juveniles, uno de ellos está cojito y sólo camina apoyándose en una pata.

Chorlitejo grande Charadrius hiaticula

Y para completar el grupo, un total de 5 vuelvepiedras Arenaria interpres y 6 andarríos chicos Actitis hypoleucos que suelen moverse entre las rocas, estos últimos bastante dispersos.

También se ven algunos grupos en migración activa; por ejemplo ayer sábado se movía por la playa un grupo de 9 agujas colipintas Limosa lapponica jóvenes. Entre que la marea estaba alta y había bastante gente se marcharon tras un largo rato de volar de un lado para otro, lo cual nos indica que la sedimentación de aves sería mayor si no fuera por la presión humana que sufre esta playa.


Aguja colipinta Limosa lapponica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada