sábado, 2 de febrero de 2013

Crónicas de gaviotas: gaviotas invernantes

En mis controles gavioteros del mes de enero he podido comprobar también la invernada de las especies de gaviotas "grandes" venidas de Europa occidental. La más numerosa es, por supuesto, la gaviota sombría Larus fuscus, y un buen lugar para observarla es la playa de Bañugues, donde suele reposar un grupo de entre 50 y 100 ejemplares, en su mayor parte adultas. En esta época su aspecto es muy variable, algunas presentan mucho rayado cefálico y otras muy poco; unas tienen las patas muy apagadas de color y otras ya con amarillo muy vivo...


Pero sin duda lo más llamativo son las diferencias en el tono oscuro del dorso; en unas es muy negro, suelen ser gaviotas más pequeñas del tipo intermedius del norte de Europa. En otras es más pizarroso, tipo graellsii de las islas británicas y la fachada oeste del continente.



En enero pude localizar tres aves anilladas. La primera, el día 15, con anilla negra y código W1VD.


Se trata de una gaviota del proyecto de David Sowter, en Inglaterra (la primera para mí). Se anilló el 4 de julio de 2002 como pollo en la Reserva Natural de Walney, en Cumbria, por la que ya tiene sus diez añitos. A pesar de ello cuenta con muy pocos registros, el primero en Inglaterra como inmadura, y dos de invierno en Galicia, este es el primero en Asturias.

Las otras dos las localicé el mismo día. el 21 de enero, se pueden ver en la foto de arriba. Una de ellas, con código 5SG, es otra del proyecto de David Stewart.


A esta gaviota le ocurre igual que otra que localicé este otoño del mismo proyecto. Fue anillada el 04/06/2001 ya como adulta, en Gloucester, y en todos estos años cuenta con un montón de registros, todos en la misma zona, salvo uno de enero en Francia. Este es su primer dato ibérico.


La tercera aún no he podido averiguar su origen, es probable que sea holandesa, espero enterarme algún día.



Junto con las sombrías, más escasas, se ven las otras dos especies llegadas del oeste y norte europeo. La más llamativa, por supuesto, el gavión Larus marinus. Hay un ejemplar adulto que he podido observar a lo largo de todo el mes, me imagino que será el mismo. Por ejemplo, el 4 de enero:


El día 9:


Y la última, ya en febrero, el día 1:


Me parece interesante documentar una estancia tan prolongada de esta especie. De vez en cuando se observan otros ejemplares, como este ave de primer invierno vista el día 21.


Y la otra especie de la que se suele detectar algún ejemplar es la gaviota argéntea Larus argentatus. También de ésta he visto al menos un adulto varias veces, pero sin la seguridad de que sea el mismo ejemplar.


De argéntea también se ven otras edades que son difíciles de diferenciar de otras especies. Pero de vez en cuando aparecen juveniles de esos de libro, muy claritos, como éste que vi el 1 de febrero.



O este otro que encontré en un bando en los prados cerca de la playa de Verdicio.


Y para otro día dejo las patiamarillas que creo que ya me enrollé demasiado por hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada