miércoles, 20 de febrero de 2013

Una vuelta por Navia del grupo SEO Asturias

Este pasado sábado el grupo local de SEO Asturias nos dimos una vuelta por la zona de Navia. Tuvimos bastante suerte porque hizo un día espectacular de sol, sin apenas viento, condiciones inmejorables para la observación de aves. Voy a hacer un repaso a la mañana, que dio mucho de sí, con las fotos que obtuve durante la visita y algunas de mi compañera Ana López, que me las ha cedido amablemente.

Toda la mañana la pasamos entretenidos alrededor de la poza de la ría. Es un lugar que recomiendo muy vivamente a todo aquel aficionado a la ornitología, con un entorno precioso, se ven las aves bastante cerca y hay bastante diversidad. La primera parada se hizo en la esquina noroeste de la poza, observando un grupo de gaviotas, con buena variedad de especies y edades.


Como los que visitáis mi blog ya estáreis un poco "hartos" de gaviotas, sólo acercaré un poco más la foto anterior, donde se observan tres adultos de tres especies distintas (las claves: el color del dorso y las patas).


La sombría y la patiamarilla son gaviotas comunes, pero no la argéntea, así que vamos con otra foto de esta última.


Entre las pequeñas sólo había un grupo de gaviotas reidoras, algunas ya en plumaje estival como se puede ver en estas fotos de Ana.



Después de una hora y media observando gaviotas nos fuimos a la playa; no había mucho salvo un grupo de 14 chorlitos grises en una roca, un poco lejos de la gente. Tras un café para reponer fuerzas volvimos a la poza. En la esquina noreste vimos varias lavanderas, entre ellas esta preciosa lavandera enlutada, con otra foto de Ana.



En todo este lado oriental de la poza hay mucho arbolado, y aunque predominan los eucaliptos, hay otros árboles como los pinos y bastantes arbustos,  con lo cual hay un buen número de pajarillos. En el suelo dominan, como no, los mirlos, como este precioso macho.


En los arbustos más ralos es fácil escuchar al chochín, pero no siempre es fácil de ver, porque este pequeño ratón de la espesura gusta de jugar al escondite.



Entre los pinos y los tojos se movía algún grupito de carbonero garrapinos.


Y en las ramas más altas se movían unos cuantos reyezuelos listados.


Y por todas partes cantaban los petirrojos haciendo honor a tan esplendoroso día que ya anunciaba la primavera.


Nos paramos a comer en la esquina sureste de la poza, aunque como hacía tan buen día ni siquiera comiendo podíamos dejar de observar.


En esta zona es donde se concentran las anátidas, la mayor parte son azulones que ya van en pareja en muchos casos, como se ve en esta foto de Ana.



Junto a esta pareja de la foto permanecía inseparable un extraño pero sugerente pato mestizo, aparente cruce de azulón y...eh eh??? un premio para el que adivine (yo no tengo ni idea).


Además de los azulones observamos tres bonitas cercetas, dos machos y una hembra.


Que es así, vista a través del telescopio.


Y por encima nuestro, cuatro ratoneros daban vueltas sin parar.


Y en estas el compañero Santiago dio una voz, y pudimos asistir a una de las escenas más increíbles que he visto en mi vida ornitológica, que ya es larga. De repente las gaviotas y todas las aves de la charca se levantaron al unísono, y es que un azor se había abalanzado sobre ellas, atrapando una de ellas, una gaviota reidora, y estuvo un largo rato con ella sujeta debajo del agua, quizá ahogándola. Esta es la única foto que pude hacerle a través del telescopio.


Como digo, estuvo mucho tiempo quieta, pensando tal vez en como sacarla del agua, hasta que al final se fue sin ella. Pero como nada se desperdicia en la naturaleza, al poco rato llegaron las cornejas, aves carroñeras por excelencia y se pusieron a devorarla.

Un excelente colofón a una preciosa mañana, con un tiempo inmejorable, en buena compañía y disfrutando de una maravillosa pasión compartida.

6 comentarios:

  1. Un día muy aprovechado. Hasta ese lugar privilegiado no llegan los olores de la papelera? Porque eso podría arruinar la excursión mejor programada. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que depende, si el viento sopla del sur si se nota algo, pero ese día nos era favorable. Bien es cierto que ya se nota menos que antes Pilar. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pronto se nos acaban estos días de bonanza climática....lo del azor nunca lo había visto ni oído....una pasada!!
    Salud!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad que fue alucinante, sobre todo ver allí al azor y los patos nadando alrededor, una pasada. Vuelve el invierno¡¡¡ Un saludo Xurde

      Eliminar
  4. Una bonita serie y con variedad.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y con una muy buena mañana, un día perfecto...

      Un saludo

      Eliminar