martes, 7 de enero de 2014

Cabecinegras de vacaciones: belgas y francesas

Las vacaciones de Navidad son muy buenas fechas para la caza de anillas de gaviota cabecinegra en Gozón. Los bandos ya se van asentando y acercándose más regularmente a la costa; además, aparte de las invernantes que ya circulan por aquí probablemente exista una proporción de aves que se dirigen a sus cuarteles de invierno en Galicia y Portugal.

Ha sido especialmente propicia la primera semana de este 2014, con el punto culminante el día de reyes, unas 150 aves en total entre Aramar y Bañugues, con 6 anilladas. Voy a hacer primero un repaso de las de origen más cercano, de las colonias belgas y francesas, de las cuales ya me ha enviado tan amable como siempre Camille Duponcheel su historial.

Vamos con la más veterana, E049, que ya lleva por aquí desde mediados de diciembre. La vi dos días, primero el 4 de enero en Aramar.


Como se ve, está un poquitín sucia de fuel. Dos días después, en Bañugues, ya se ve un poco más limpia.


Este día 6 de enero hubo una verdadera irrupción de gaviotas belgas, de las colonias del puerto de Amberes.

La primera, E808, anillada como 3P14 en 2006, y una tradicional invernante en Asturias, donde se ve todas las temporadas. Este año lleva desde primeros de diciembre en Gijón, siendo su primera incursión en aguas gozoniegas, en Aramar.


Prácticamente todas sus observaciones se comprenden entre su colonia belga, los puntos intermedios franceses y Asturias.

La segunda, rebautizada como E653 en 2011 y anillada 37P3 en 2009, no había sido vista en Asturias hasta esta temporada. Lleva desde mediados de noviembre en Gijón, esta es su primera cita gozoniega, en Aramar.


La tercera es curiosa. Originalmente fue anillada sólo con metálica en 2009, y fue rebautizada 36A5 por Andreas Zours en las colonias de Alemania en 2012. Todos sus registros se producen a partir de esta fecha. Lleva por aquí desde Navidad, en Gijón, ésta es su primera cita gozoniega, en Bañugues.


Y ahora, las francesas. Cronológicamente, la primera es 9U0, anillada en 2012 en el Polder de Sebastopol.


A pesar de ser su segundo invierno, tiene un montón de observaciones en Francia, donde debe haber un montón de gente a la caza de anillas. Es su primer invierno en Asturias, donde lleva desde navidades en Gijón. Yo la vi el día 27 de diciembre en Aramar y el 1 de enero en Bañugues.


La segunda, R28E, anillada en 2010 en Conchil le Temple, en el Pas de Calais. Fue observada en su primera primavera en Málaga y la segunda en Asturias. Este invierno lleva desde navidades en Gijón.


La vi el 6 de enero en Aramar, su primera cita gozoniega.


Y la tercera, 6T7, también anillada en el Polder de Sebastopol en 2011. El pasado invierno fue observada en Portugal, yo la registré en Bañugues el 5 de enero.


A diferencia de todas las anteriores, esta no se registró los días anteriores en Gijón.


Todos los registros de Gijón son de Iván y César, que este año están que se salen...

4 comentarios:

  1. Después del bajón tan enorme que pegó la especie en Gijón con la destrucción del tramo de costa correspondiente a la playa de Poniente, es una alegría ver que año a año van llegando un número en crecimiento de estas pequeñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que ese fue el momento en que empezaron a frecuentar Gozón como área de invernada alternativa. La verdad es que es una suerte poder disfrutar de su invernada, que se da en contados enclaves del litoral norte.

      Eliminar
  2. ¡Ajá! ¡Así que se nos escapó 6T7! ¡Esto no puede quedar así! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguna me teníais que dejar César, jeje. Abusones.

      Eliminar