jueves, 27 de octubre de 2011

Control en Bañugues

Qué agradecidos son los limícolas. Tienes un momentín, te acercas a la playa de Bañugues en marea alta y ahí están, cada día te permiten disfrutarlos y deleitarte mientras corren de un lado para otro, buscando alimento con el que pasar un nuevo día. Ayer hice un pequeño control, a ver cómo estaba la cosa y si había entrado algo interesante con el temporal del oeste.

El mayor grupo sigue siendo el de los chorlitejos grandes Charadrius hiaticula, ayer contabilicé 14; lo bonito es que hay algún ejemplar en plumaje prácticamente nupcial, al menos vi un macho y una hembra. En una de estas fotos se ve la diferencia de colorido entre el adulto y el joven, sobre todo en las patas.

Chorlitejo grande Charadrius hiaticula, macho adulto y joven

Chorlitejo grande Charadrius hiaticula, hembra adulta

Del grupo de los chorlitos, vi 2 chorlitos dorados Pluvialis apricaria y un precioso juvenil de chorlito gris Pluvialis squatarola


Chorlito gris Pluvialis squatarola


Y del resto, 5 andarríos chicos Actitis hypoleucos entre las rocas y 4 vuelvepiedras Arenaria interpres, estos se acercaron al río a comer, es un espectáculo ver como le dan la vuelta a todo lo que encuentran en su camino para mirar lo que hay debajo, a ver si es comestible.

Vuelvepiedras Arenaria interpres


Andarríos chico Actitis hypoleucos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada