viernes, 14 de octubre de 2011

Historias de gaviotas: gaviota patiamarilla

Termino los relatos de gaviotas anilladas, al menos de momento. La gaviota patiamarilla Larus michaellis es la especie que reside en la zona del Cabo Peñas de forma permanente, es por tanto la más frecuente y la que se puede observar a lo largo de todo el año. Sin embargo, en otoño e invierno las patiamarillas que encontramos en Gozón pueden tener orígenes muy variados. Este otoño he localizado dos ejemplares anillados en la playa de Bañugues que nos cuentan historias diferentes.
Una de ellas, un ave adulta con anilla negra A4CM en el tarso izquierdo, observada el día 24 de septiembre, fue anillada como pollo el 23.06.05 Isla de la Herbosa, en el Cabo Peñas. Procede por lo tanto de las colonias de cría que se encuentran en nuestro concejo. Según me ha remitido Isolino Pérez, responsable del programa, en su primer año de vida fue observada primero en los alrededores de la ría de Avilés/Gozón, y luego en Cantabria. En su tercer año se observó en varias zonas de Cantabria y del País Vasco, y en el cuarto de nuevo en la ría de Avilés y la propia playa de Bañugues. Hacía casi tres años que no se tenían datos hasta el registro de este otoño.


Lo que nos cuenta este relato es que las gaviotas, en sus primeros años de vida, se dispersan desde sus colonias de cría, hacia el este o el oeste, frecuentando playas y arenales, donde las localizan los observadores. Cuando se hacen adultas, en su 4º o 5º año, vuelven a las zonas de cría ya para reproducirse, muchas veces en los acantilados donde nacieron, siendo a partir de entonces más difíciles de registrar.


El segundo ejemplar, un ave de primer invierno con anilla de color naranja 4C5  y observada el 13 de septiembre fue anillada en Illa Grossa, en las Islas Columbretes, el 02/06/2011. Se comprueba así como una proporción de las gaviotas jóvenes que se encuentran a partir del otoño procede de las costas mediterráneas. Estas gaviotas llegarían a nuestras costas remontando primero el Mediterráneo, hacia el norte, y luego atravesando el valle del Ebro hacia el Cantábrico, para dispersarse luego en todas direcciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada