domingo, 28 de diciembre de 2014

Picoteando entre las algas

Esta mañana volví a localizar el par de correlimos oscuros Calidris maritima del espigón del Gayo, en Luanco, en esta ocasión bastante más cerca que la primera vez. Uno de ellos picoteaba incansable entre las algas verdes, el verdín, que recubren las rocas del espigón.


Es muy entretenido observar a esta bonita especie recorriendo las rocas, inmune al oleaje y al resbaladizo verdín, barriendo las algas y localizando las presas con ayuda de su sensible pico. Su alimentación se basa en pequeños invertebrados, como caracolillos marinos.





Este ejemplar parece tratarse de un juvenil de primer invierno, por los bordes blancos de las coberteras alares.


Mientras, el segundo ejemplar descansaba en uno de los bloques, en apariencia un adulto, con el plumaje más uniforme.


Junto a él, el único vuelvepiedras que de momento está por la zona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada