domingo, 17 de enero de 2016

Bisbita costero en Luanco

El bisbita costero Anthus petrosus se diferencia de sus congéneres tanto en el aspecto morfológico como en su etología. Morfológicamente, presenta un aspecto bastante oscuro, con las partes superiores de un tono pardo grisáceo bastante plomizo y las partes inferiores con un rayado muy grueso y marcado, lo que ayuda a diferenciarlo de otros bisbitas. Por otro lado, se trata de un pájaro muy especializado, ligado a medios costeros rocosos.

En Asturias es escaso y muy puntual como invernante, llegando los primeros en octubre. Casi siempre lo hace de forma solitaria. En el dique del muelle nuevo de Luanco un ejemplar se registra por la zona desde finales de noviembre, localizado en primer lugar por mi compañero Jorge Valella. Yo lo he visto varias veces aunque hasta esta mañana no pude sacarle un par de fotos.


El bisbita costero es un endemismo de la Europa Atlántica, restringido prácticamente a la península escandinava (subs. littoralis) y las islas británicas y costa francesa adyacente (subs. petrosus). En invierno las poblaciones se desplazan al sur, más las escandinavas que las británicas. Su límite sur de invernada lo ocupan las costas cantábricas y gallegas, siendo ocasional más al sur.



Su hábitat preferido en Asturies lo cosntituyen las pequeñas ensenadas rocosas, preferentemente con pequeñas corrientes de agua dulce y algas donde buscar invertebrados. Un lugar que reunía todas estas características era la ensenada del Corral en Luanco, donde todas las temporadas invernaba un ejemplar, a veces dos. Este espacio es el que ahora ocupa el nuevo puerto de Luanco. Otro enclave donde se registra con bastante frecuencia es la ensenada de Bañugues.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada