domingo, 11 de abril de 2021

Dos gaviotas recuperadas

 Durante los últimos días de marzo y primeros de abril hemos tenido un fuerte paso de gaviota sombría Larus fuscus por el litoral asturiano. En la playa de Bañugues, debido a los fuertes vientos de componente Este, han llegado a sedimentar varios cientos (el máximo conteo estuvo en torno a 700).



De las pocas anillas que pude registrar esos días destacan dos, con el mismo origen y códigos muy similares. El día 20/03 fue la N.L3X, esta gaviota fue recogida el día 03/01 en la Cala del Moral, Rincón de la Victoria, en Málaga, con síntomas de parálisis, posteriormente traslada a una protectora y después de largos cuidados se recuperó y fue soltada tras su anillamiento, en Vélez (Málaga) el 22/02.


Por su parte, el día 09/04 la que pude registrar fue N.L2X, ejemplar que como el anterior fue recogido, aquejado del mismo mal, en la playa del Palo, el día 03/01. Su convalecencia fue mucho más larga que la del ejemplar anterior, pero también fue finalmente liberada en Vélez el día 09/03.



Se tiene la impresión de que las gaviotas son muy abundantes, porque han colonizado las ciudades, pero en su medio natural están en clara regresión. Por ejemplo la gaviota sombría en las islas británicas, tras una explosión poblacional en el último tercio del siglo XX, beneficiada por los descartes pesqueros, ha visto en lo que va de siglo XXI reducidas sus poblaciones en las colonias naturales a niveles aún más reducidos que los que había antes de su expansión.


Las amenazas para estas gaviotas migratorias se dan, como ya vemos, tanto en sus lugares de cría como en los de invernada, según ejemplifican los dos casos de estudio de esta entrada. Pero, ¿a qué debe este mal que se observa últimamente en varios lugares y que deja a las gaviotas paralizadas y sin posibilidad de moverse y comer? No se sabe con seguridad, aunque la causa más probable es la toxina producida por algunas algas que experimentan explosiones periódicas debido probablemente a la influencia humana. El que quiera saber algo más puede obtener información en este interesante enlace.


Lo satisfactorio de lo que aquí nos ocupa es que en ambos casos las gaviotas se han recuperado, y tras un periplo cercano a los 800 km (en caso de que hayan viajado interiormente) han hecho su parada en nuestra playa de Bañugues antes de seguir rumbo a sus lugares de cría, estén donde estén. Felicitar desde aquí a los responsables de los trabajos de recuperación por la extraordinaria labor desarrollada.


jueves, 8 de abril de 2021

Una buscarla pintoja canta

La buscarla pintoja Locustella naevia es uno de los pobladores más peculiares de nuestra campiña. Su plumaje es bastante discreto, al igual que su comportamiento general. Al principio de la época reproductora se detecta sobre todo por su canto, que recuerda a una chicharra o al carrete continuo de una caña de pesca, canto que emite con cierta frecuencia desde sus posaderos habituales.


Por eso lo primero que localizamos de este paseriforme es ese canto tan distintivo, que se escucha a cierta distancia, y después con cierta paciencia trataremos de encontrar el matorral desde donde lo emite, ya que la buscarla pintoja selecciona manchas de matorral para criar.


Pasado este primer momento la buscarla pintoja se vuelve un pequeño fantasma y se dedica a sacar adelante a su prole con la mayor discreción. Es un migrante transahariano que llega en el mes de marzo, estando presente hasta finales de verano. Si bien su área de distribución es muy amplia en la Península Ibérica está reducida a la franja cantábrica, alcanzando una altitud máxima de 500-600 m.




Sus áreas de invernada en África y la India son muy reducidas, por eso cualquier perturbación en estas áreas puede afectar a sus poblaciones. Parece una especie sometida a ciclos, y en Asturias hay años en los que se detecta muy poco, mientras que en otros parece más frecuente. Este 2021 por ejemplo parece bastante bueno. Las fotos que ilustran esta entrada pertenecen a un territorio que tengo ,localizado en Verdicio, que es típico para la especie, con manchas de matorral, sobre todo zarzas, salpicadas entre prados abiertos.



jueves, 1 de abril de 2021

El rey del matorral

El acentor común Prunella modularis es un ave discreta, tanto en su aspecto exterior, dominado por los tonos grises y marrones, como en su comportamiento. Se suele mover de forma sigilosa en el interior de los matorrales donde vive, destacando sólo su reclamo, un gemido un tanto lastimero.


Sin embargo todo cambia con la llegada de la primavera, cuando los acentores se muestran muy activos, encaramándose con frecuencia en la parte alta del matorral y emitiendo su canto de manera reiterativa. Un canto fluido y melodioso que de manera un tanto sorprendente resulta ser uno de los más hermosos de nuestra campiña. Las fotos de esta entrada están hechas en distintos lugares de Gozón durante este mes de marzo.



El territorio asturiano acoge una gran población de acentor común, entre 300.000 y 400.000 parejas de acuerdo al Atlas de la Coordinadora Ornitolóxica d'Asturies y el Indurot, que viven desde el nivel del mar hasta la más alta montaña. Resulta ser así la tercera especie más abundante, detrás del chochín y el petirrojo, y alcanzando las densidades más altas en los matorrales más intrincados, como los piornales, brezales o tojales, por eso he dado en llamarlo el rey del matorral.


Es una especie con un mecanismo reproductivo muy peculiar, del que ya he dado cuenta en otras entradas de este blog. De acuerdo a un estudio clásico realizado en Finlandia, la tasa de nidos que resultan fallidos en el acentor es de alrededor de un 50%, la mayoría por depredación. El factor que más influye en su éxito es lo ocultos que resulten a la vista, tanto desde arriba como desde los lados.

Para saber más:

Tuomenpuro, J. (1991) Effect of nest site on nest survival in the Dunnock Prunella modularis. Ornis Fenn., 68, 49-56.


sábado, 27 de marzo de 2021

Sírfidos de primavera

Hacia mediados de marzo arranca en la campiña costera asturiana la temporada de sírfidos, esas preciosas moscas polinizadoras de tonos brillantes. Al igual que ocurre con otros insectos, como las mariposas, se adelantan bastante con respecto a su área de distribución europea. A fecha de hoy ya he podido detectar bastantes especies en mis zonas de prospección favorables del concejo de Gozón, que son aquellas que se encuentran cerca de arroyos y regatos.

Entre las más llamativas se encuentran las del género Rhingia, que se caracterizan por su larga probóscide. Separadas por unos pocos metros pude detectar sendos ejemplares de las dos especies regulares en Asturias, por un lado Rhingia campestris, con dorso oscuro y abdomen de tono naranja fuerte


y por otro Rhingia rostrata, de dorso azulado y abdomen naranja suave. Esta especie es más escasa, de hecho éste es mi primer registro.


Se observan también los primeros ejemplares de la bonita mosca Myathropa florea, característica por los tonos amarillos de su torax, como este macho que se alimentaba sobre una umbelífera.


Un sírfido de forma característica es Xylota segnis, con el abdomen alargado en el que destaca una gran mancha naranja.

Aunque lo habitual es verlo con las alas cerradas, resaltando los destellos amarillos de las patas.


Asoman ya también los primeros ejemplares del género Syrphus, que da nombre a la familia. En este género, las hembras de Syrphus ribesii se identifican por el color amarillo del fémur de las patas.



Asoman ya también varios ejemplares de la especie Helophilus pendulus, que tienen un dibujo muy peculiar tanto en el tórax como en el abdomen.


Se aprecia ya un aumento notable del que es probablemente el sírfido más característico, que no es otro que Epysirphus balteatus. Los primeros ejemplares de esta especie se ven ya en enero pero hasta ahora es muy escaso.



Como siempre, el seguimiento continuo permite la detección de nuevas especies, que en algunas ocasiones son escasas. Así, a mediados de mes registré una hembra de Epistrophe eligans, llamativo y característico insecto.


Subiendo este registro a la plataforma observado.org encuentro que es el primero en la Península Ibérica para esta plataforma de ciencia ciudadana.


miércoles, 24 de marzo de 2021

Algunas mariposas, primeros registros

La campiña asturiana, especialmente en su zona costera, presenta un clima notablemente templado, de manera que la fenología de muchas mariposas presenta notables adelantos con respecto a lo que ocurre en buena parte de Europa. De esta manera no podemos fiarnos en exceso de lo que dice la bibliografía existente, cuyos datos se basan sobre todo en observaciones de estas áreas más norteñas.

Así, recién iniciada la primavera, ya tenemos varias especies que presentan sus primeros registros, siempre hablando de aquellas que no superan el invierno en estado adulto. Por ejemplo dos especies de hespéridos coincidieron para mí el mismo día, el 22/03, por un lado la mariposa cervantes Erynnis tages


y por otro la piquitos castaña Carcharodus alceae.

Un poco antes, a primeros de marzo, registré el primer ejemplar de la náyade Celastrina argiolus, que es siempre el licénido que aparece antes, algunos años incluso a finales de enero. Este macho es también del día 22/03.

También se pueden observar por los campos algunos ejemplares de la mariposa amarilla Colias crocea llegadas desde el sur, ya que es una especie migrante. Anoté las primeras el día 12/03.


Igualmente migrante es la canela estriada Lampides boeticus, de la que observé un ejemplar el día 10/03. Es un registro notablemente adelantado para una especie que suele verse en mayo, es probable que esta mariposa se haya desarrollado aquí.


Todos los registros y fotografías son del concejo de Gozón.


viernes, 19 de marzo de 2021

Comienza la migración prenupcial

Algunas especies comienzan a moverse ya a finales de febrero, como las gaviotas o las anátidas. Pero el desplazamiento del gran contingente de aves invernantes hacia sus zonas de cría se empieza a notar sobre todo a partir de la primera semana de marzo.

El desplazamiento de las aves limícolas, que podemos registrar en playas y estuarios cuando se detienen para alimentarse, es secuencial, y las que aparecen primero son las que han invernado más cerca. En estas etapas tempranas de la migración se pueden ver especies características, como el chorlitejo chico, del que detecté un ejemplar en Bañugues el día 17/03


También es llamativa la aparición de algún que otro chorlito dorado, que en algunos casos ya tienen avanzada la muda a su plumaje nupcial. Estos dos son de Bañugues del mismo día.



También se aprecian ya indicios de muda en los combatientes que se ven en esta época, como estos dos que observé en la ensenada de Llodero hoy día 19/03.



Se empiezan ya a hacer notar las especies comunes, como los archibebes comunes, que aparecen ya en pequeños grupos. Hoy había uno de 5 aves en la ensenada de Llodero.


Pero no son sólo los limícolas los que comienzan a migrar. Ya asoman por ejemplo los primeros charranes patinegros; hoy un ejemplar descansaba en la ensenada de Llodero junto a las gaviotas.


De otras especies más comunes tendremos tiempo de hablar. No en vano la migración prenupcial se extiende por un amplio espacio de tiempo, llegando incluso hasta finales de mayo o principios de junio.


jueves, 11 de marzo de 2021

De vuelta a su hogar escocés

 Un grupo de lavanderas blancas Motacilla alba se alimenta en el Cabo Negro, en un labrantío de maíz regado con abundante dosis de purín, como es normal en esta época. Varias de ellas pertenecen a la llamada subespecie yarrellii, de tonos negro azabache y llamada por ello "lavandera enlutada".


Las lavanderas enlutadas están de retorno a sus lugares de cría, después de haber pasado en la zona de invernada un periodo bastante largo, entre 4 y 5 meses. ¿A dónde vuelven? Esta subespecie se encuentra en las islas británicas, donde es parcialmente migradora. Estudios clásicos de anillamiento sugieren que la mayor parte de las que llegan aquí proceden de las poblaciones más septentrionales, las situadas en el norte de Escocia, cuyos registros se muestran a continuación.



Estos estudios señalan que las lavanderas enlutadas migran en dirección SE para atravesar todo el centro de Gran Bretaña (no se han encontrado por ejemplo en Gales o Irlanda) para luego cruzar el Canal de la Mancha y a partir de ahí distribuirse por las costas atlánticas de Francia y la Península Ibérica. En Asturias la mayor parte llegan en noviembre, para partir ahora de nuevo en el mes de marzo. 



Este invierno, en las pocas zonas que he podido prospectar del concejo de Gozón, ha sido bastante abundante, con concentraciones de bastantes ejemplares acompañando a los grupos de nuestra lavandera.

Para saber más:

Tom W. Dougall (1991) Winter distribution and associated movements of northern pied wagtails Motacilla alba yarrellii, as shown by ringing, Ringing & Migration, 12:1, 1-15,