viernes, 15 de febrero de 2019

Cormoranes grandes de gala

Muchos de los cormoranes grandes Phalacrocorax carbo adultos que invernan en Asturias ya lucen sus espléndidas galas nupciales. Estas consisten en una llamativa "melena" blanca a lo largo del cuello y la nuca, y también unas notables manchas blancas en los muslos. Este ejemplar lo fotografié hace pocos días en la ría de Avilés.


Otros sin embargo, van un poco más retrasados.


Dentro de poco los cormoranes grandes iniciarán su viaje de retorno a sus zonas de cría europeas. Sin duda el cormorán grande es quizá la especie cuyo crecimiento poblacional ha sido mayor en Europa, en especial a finales del siglo XX y comienzos del 21, como se puede comprobar en estos mapas comparativos extraídos de un extenso estudio realizado sobre la especie.


Esta expansión poblacional se ha producido sobre todo debido a la proliferación de pesquerías y piscifactorías donde los cormoranes encuentran gran cantidad de alimento. Se ha pasado así de menos de 50.000 parejas en los años 70 del siglo XX a cerca de 300.000 a comienzos del siglo XXI, aunque en los últimos años la tendencia parece haberse estabilizado.


Evidentemente este crecimiento también ha traído conflictos con las poblaciones locales, no sólo en las zonas de cría sino también en las de invernada, como bien sabemos en Asturias. Incluso la Unión Europea cuenta con una página web para su estudio y para intentar unificar las actuaciones de manejo de la especie.

domingo, 10 de febrero de 2019

Mariposas de invierno


Un pequeño porcentaje de nuestras mariposas superan el invierno en estado de adulto, o imago. En días soleados, especialmente a partir del mes de febrero, entran en actividad y pueden verse volando, en especial en las horas más cálidas alrededor del mediodía, cuando se pueden rozar los 25ºC al sol.

Un claro ejemplo es la preciosa pavo real Aglais io, de la cual esta primera decena de febrero ya he podido localizar unas cuantas en varios enclaves de Gozón. Estos ejemplares se corresponden con la segunda generación anual nacida el otoño pasado.


La pavo real es una verdadera invernante, ya que los adultos entran en diapausa (suspensión de actividad) a mediados del mes de noviembre. Tras despertar de su letargo se reproducirán y darán lugar a la primera generación anual a finales de esta primavera.


Al igual que ella, la mariposa limonera Gonepteryx rhamni también es una auténtica invernante, aunque tan sólo presenta una generación anual, pudiendo vivir las mariposas cerca de un año como adultas. Una de las claves para una vida tan larga es que su periodo de diapausa es bastante largo, de casi 4 meses, entre octubre y febrero.


Por su parte, la numerada o vanesa Vanessa atalanta no parece ser una verdadera invernante, ya que los ejemplares nacidos en el verano anterior se reproducen poco después de su emergencia. Este mes de febrero pude localizar un ejemplar bastante fresco y sin deterioro, que puede haber emergido ya este año, como se sabe que ocurre en otras áreas de la Península Ibérica.



Basta compararla con ejemplares vistos el pasado mes de enero, algo estropeados ya con varios meses de vida.


Por fin, la mariposa de los muros Pararge aegeria es una especie que vuela durante todo el año sin interrupción en generaciones sucesivas, aunque eso sí en invierno se vuelve mucho más escasa que en otras épocas.




jueves, 7 de febrero de 2019

Limícolas de invernada

Una temporada más, un puñado de limícolas han elegido el concejo de Gozón para pasar el invierno. Nuestro litoral ofrece a estas aves tan especializadas diferentes hábitats y recursos para sobrevivir a la estación fría. Aunque es cierto que no faltan a la cita, también lo es que estos últimos años su número ha ido en claro descenso.

Por ejemplo, unos pocos archibebes claros Tringa nebularia permanecen varios meses asentados en la ensenada de Llodero. Se suelen alimentar vadeando las aguas superficiales de la orilla hasta unos pocos cm.



Hace unas temporadas su número sobrepasaba la decena, pero esta temporada sólo se han quedado dos.


Un pequeño puñado de andarríos chicos Actitis hypoleucos también invernan repartidos por el concejo, eligiendo para alimentarse las corrientes más superficiales, siempre cerca de las aguas dulces. Su número probablemente oscila entre 10 y 20, siendo el enclave más concurrido la misma ensenada de Llodero.



Por su parte, un pequeño grupo de correlimos oscuros Calidris maritima se puede localizar año tras año en los bloques del puerto de Luanco, alimentándose al alcance de las olas. Esta temporada su número oscila entre tres y cinco aves.



Del mismo modo, en la playa de Bañugues unos pocos chorlitejos grandes Charadrius hiaticula se asientan en la playa de Bañugues todos los inviernos. Hace pocos años su número estuvo cerca de las 20 aves, pero esta temporada sólo se han quedado dos.


Una especie que se asienta de forma intermitente es el zarapito trinador Numenius phaeopus, ya que sus zonas de invernada están más al sur. Esta temporada un par de ejemplares permanecen en la ensenada de Bañugues junto a un pequeño grupo de zarapitos reales.




sábado, 26 de enero de 2019

Cormoranes moñudos amenazados

Un par de cormoranes moñudos Phalacrocorax aristotelis reposaban esta mañana a la entrada de la bahía de Luanco, haciendo gala ya de los atributos nupciales que le confieren su nombre. Es posible que formen pareja, y muy pronto estarán ya en la colonia de cría del Cabo Peñas ocupando sus nidos y al cuidado de sus huevos.


La situación actual de esta preciosa especie, tan característica de nuestro litoral, parece ser bastante preocupante. El último censo completo data del año 2007, donde se contabilizaron un total de 235 parejas. Desde entonces no hay datos totales, pero en seguimientos realizados estos últimos años en las colonias del occidente, las más importantes de Asturias, que se pueden comprobar en un estudio de mi compañero David Álvarez, se aprecia un declive muy pronunciado, superior al 50%. Por lo tanto es probable que los efectivos actuales ronden las 100 parejas.


Las causas de este declive, de acuerdo al estudio, están muy claras, y se deben al uso de artes de pesca en las proximidades de las colonias, principalmente artes de enmalle y palangres. Esta mortalidad afecta sobre todo a las aves recién salidas del nido, en los meses de verano.




Se conocen casos previos de extinciones locales debido a estas amenazas, como por ejemplo la población ibérica de arao común. En el caso del cormorán moñudo aún estamos a tiempo de tomar medidas de salvaguarda, pero como la situación actual continúe corremos también un serio riesgo de que desaparezca de manera definitiva.

Para saber más:

Álvarez D (2015) Análisis de la mortalidad de las poblaciones de cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) en artes de pesca en la Demarcación Marina Noratlántica. Aplicación 23.06.456D.640. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

domingo, 20 de enero de 2019

Vanessa atalanta, ciclo anual


A lo largo de 2018 he comenzado a seguir la fenología de diversas especies de mariposas en el concejo de Gozón y su entorno. Una de las especies más interesantes, si no la que más, es la vanesa o "almirante rojo" Vanessa atalanta, de la cual hay diversa información en otras zonas de su área de distribución pero no mucha en Asturias. El seguimiento ha sido realizado tanto con itinerarios sistemáticos como con observaciones ocasionales. Ilustro la entrada con varias fotografías obtenidas a lo largo del año.

05/05/18 Siero

El total de mariposas registradas en 2018 fue de 253. 



30/06/18 Gozón

En la estación invernal tan sólo registré dos ejemplares, el 21/01 y el 18/02, y ninguno de ellos en Gozón. Este último podría tratarse incluso de un ejemplar nuevo del año, ya que estaba bastante fresco, quizá nacido en los alrededores de su punto de observación.

 21/01/18 Ribera de Arriba

 18/02/18 Coaña

Con ausencia de observaciones en marzo, su presencia se empieza a hacer común a partir de principios de abril, anotando por ejemplo 4 ejemplares en Gozón el día 05/04. Estas mariposas pueden ser nacidas en el entorno, pero es más probable que provengan de otras áreas al sur de la Península Ibérica o Norte de África, las cuales según varios estudios realizados se comienzan a vaciar en esta época. Se trata de mariposas nacidas en invierno, sobre todo en febrero. Se detectan fenómenos reproductivos al poco tiempo de su llegada, por ejemplo una hembra ovopositando en una mata de ortigas el día 19/04.

19/04/18 Gozón

Los números se mantienen muy estables en los meses sucesivos hasta que llega el mes de agosto, cuando se registra un claro máximo anual. Este máximo está relacionado con el nacimiento de la segunda generación anual, ésta sí en Asturias. Los primeros ejemplares frescos en esta época se detectan el día 05/08. En esta época se pueden registrar conteos de hasta 6-7 mariposas/km.

05/08/18 Gozón

Los números comienzan a disminuir a partir de septiembre, principalmente por dos razones: la muerte progresiva de los ejemplares de la primera generación y el inicio de la migración hacia el sur. A lo largo de octubre y primeros de noviembre se registran ejemplares migrantes, que provienen del continente europeo y se corresponden con la misma generación nacida aquí durante el verano. 

24/10/18 Gozón

En diciembre se hace ya muy escasa y los ejemplares que se ven están ya bastante desgastados.

24/12/18 Avilés

En resumen, el esquema fenológico descrito se corresponde más bien con el que se describe para otras zonas atlánticas, como las islas británicas, que con el que diversos estudios reflejan para otras áreas de la Península Ibérica. Además, para el desarrollo del ciclo anual es suficiente con dos generaciones, la primera nacida en invierno en el sur de su área de distribución y la segunda en verano en el norte.

jueves, 17 de enero de 2019

El ave del año y Asturias

Cada año la Sociedad Española de Ornitología declara una especie como "Ave del Año", con el fin de llamar la atención sobre su estado, así como promover actuaciones encaminadas a su conservación. Este 2019 el "Ave del Año" es el chorlitejo patinegro Charadrius alexandrinus.


El chorlitejo patinegro es un ave limícola que cría en latitudes templadas, tanto en playas arenosas como en lagunas saladas del interior. Presenta una distribución cosmopolita, estando presente en todos los continentes, por eso su situación está considerada como No Amenazada. Sin embargo en Europa su población ha disminuido mucho, debido sobre todo a la degradación de su hábitat, por eso se la considera Vulnerable.



En la Península Ibérica aún persiste un buen número de parejas, entre 5-6.000, alrededor de un 20% de las que se encuentran en Europa. Sobre todo crían en los humedales mediterráneos, habiendo zonas donde es muy escaso, como en la costa gallega.


En Asturias esta especie debió criar regularmente hasta mediados del siglo XX, pero por desgracia desapareció hacia los años 70, según refiere el gran Alfredo Noval. Por eso actualmente sólo se observa en sus viajes migratorios. Así y todo es bastante escasa por lo general. Por ejemplo en 2018 mi único registro fue de dos aves (macho y hembra) el día 26 de mayo en la playa de Bañugues.



Su temporada migratoria primaveral es bastante amplia. Así, uno de mis registros de 2017 data del 25 de marzo, y algún año anterior la pude observar incluso a fines de febrero. Estas aves tempranas deben proceder sin duda de zonas de invernada en la Península Ibérica.


En otoño es aún más escasa y difícil de observar. El 04/09 de 2015 dos jóvenes del año acompañaban a un grupo de correlimos tridáctilos en la playa de Xagó.



Estas aves en migración deben proceder de sus zonas de cría del oeste de Europa. Así, en 2015 pude observar en Bañugues un ave anillada en la Bretaña francesa.



Como digo, hoy en día esta especie está seriamente amenazada debido a las elevadas presiones humanas que pesan sobre su hábitat, presiones que todos podemos imaginar y que no voy a enumerar aquí. En lo que a nosotros concierne podemos contribuir a su conservación, tratando de perturbar lo menos posible a las aves que por aquí transitan, dado que sus paradas en nuestras playas son decisivas para que puedan llegar con éxito a sus zonas reproductoras.

lunes, 14 de enero de 2019

Comiendo en el suelo

Durante el invierno los parques urbanos se convierten en un albergue seguro para un buen número de paseriformes, debido a la variedad y diversidad de especies vegetales que se encuentran en los mismos. Aquí encuentran tanto alimento como refugio, siendo un ejemplo de esto algunas especies de fringílidos como los camachuelos o los pinzones.



Tanto unos como otros suelen alimentarse en el suelo, dado que encuentran un buen recurso alimenticio en los frutos y bayas que quedan en la base de los árboles y arbustos. Por eso resulta contraproducente la limpieza a fondo de los prados del parque y dejarlos como si se fuera a jugar al golf en ellos. Siempre es conveniente dejar zonas sin tocar para que las aves puedan hacer uso de ellas.



Ambas especies pueden consumir una buena variedad de semillas, entre ellas las de fresno, gracias a estar dotados de picos fuertes y resistentes, que no son asequibles a demasiados pájaros. Hace pocos días pude observarlos y registrarlos en vídeo en el parque de La Magdalena en Avilés alimentándose de estas duras y correosas semillas.