domingo, 25 de septiembre de 2022

Las rutas migratorias del correlimos gordo

Sigue transcurriendo la migración postnupcial de limícolas. En la ensenada de Llodero localizo un juvenil de correlimos gordo Calidris canutus alimentándose en la orilla.


Contrariamente a otras especies de limícolas el correlimos gordo es más abundante en migración prenupcial, la cual transcurre sobre todo en mayo, que en migración postnupcial, que discurre en agosto y septiembre, como atestigua el gráfico obtenido en ebird. Los que aparecen en esta época son sobre todo aves juveniles.



El correlimos gordo es un ave muy estudiada. Varias son las razones para ello, la primera que se trata de una especie con un amplia área de distribución, aunque muy fragmentada. Otra razón y muy interesante es que se reparte en diversas subespecies, con una altísima conectividad. Esto quiere decir que cada subespecie tiene un área de cría y de invernada muy definidas.



En Europa se registran dos subespecies, por un lado la subs. rufa, que cría en Groenlandia y el NE de Canadá e inverna en el oeste de Europa, y la subs. nominal canutus, que se reproduce en la inmensa península siberiana de Taymir e inverna en el oeste de África, sobre todo en el Banc d'Arguin en Mauritania. Es ésta la que se observa por Asturias con más frecuencia, que en sus viajes suele realizar una única parada, la inmensa mayoría de aves en el gran humedal europeo del Wadenzee.



Solemos pensar en las migraciones como algo fijo, pero en realidad buena parte de ellas se han establecido en los últimos miles de años. Se ha investigado en un estudio reciente como pueden haber evolucionado las rutas migratorias del correlimos gordo. Parece que en la última glaciación había dos rutas establecidas, a partir de poblaciones nidificantes en Rusia y el este de Siberia. Con la progresiva desaparición de los casquetes glaciares fueron apareciendo el resto de rutas y subespecies, la subs canutus a partir de la población rusa, y las restantes a partir de la población siberiana que se fue expandiendo hacia el este. Así, la subespecie islandica no derivaría de la nominal como podría parecer al compartir área geográfica.





Para saber más:

Buehler D.M., Baker A.J. & Piersma T. 2006. Reconstructing palaeofly-ways of the late Pleistocene and early Holocene Red Knot Calidris canutus. Ardea 94(3): 485–498 

domingo, 18 de septiembre de 2022

Correlimos menudo en Asturias

Como en casi todos los otoños, una pequeña migración postnupcial del pequeño correlimos menudo Calidris minuta se detecta en la playa de Bañugues. Yo mismo observo junto con otros compañeros ornitólogos un ave juvenil en compañía de otros limícolas al atardecer del día 16, alimentándose en el arroyo que desemboca en la playa.



¿Cuál es la situación de esta especie en Asturias? Para realizar una aproximación podemos servirnos de la herramienta ebird, en la que muchos ornitólogos registran sus observaciones. Haré primero un acercamiento a la gráfica general con los totales de aves, con un patrón claro, relativamente común en migración postnupcial, sobre todo en el mes de septiembre, mucho más escaso en migración prenupcial, en especial en mayo, y ocasional en invierno. 



En primavera se observan por lo general unas pocas aves, yo pude ver una en la ensenada de Llodero a finales de mayo de este 2022.



En migración postnupcial es más regular, pero ¿cómo ha ido evolucionando? podemos echar primero un vistazo a las gráficas de la  década pasada. Se aprecian por lo general números muy escasos, con totales en general por debajo de la decena de individuos.



En lo que va de esta década los números parecen haber aumentado un poco, pero en buena parte se deben sin duda al aumento en el uso de la herramienta ebird, y así seguramente buena parte de las aves registradas son las mismas, que son contadas varias veces. Es probable así y con todo que se haya producido una ligera recuperación.


¿Dónde se observan en Asturias los correlimos menudos en migración? De acuerdo a un mapa con los registros de los últimos años, en relativamente pocas zonas, destacando en especial algunos puntos del extremo occidental, varios puntos de la zona central y la ría de La Villa.


En la zona central tenemos varios lugares de observación, incluyendo los únicos puntos no costeros y dos enclaves de Gozón, la ensenada de Llodero y muy especialmente la playa de Bañugues, donde se concentra buena parte de las observaciones de estos últimos años.


¿Cuál es el origen de los correlimos menudos que transitan por Asturias? Su área de reproducción es muy extensa, pero probablemente correspondan a las poblaciones más occidentales, del norte de Escandinavia y Rusia.


Hay que tener en cuenta que el correlimos menudo era hasta finales del siglo XX,  en lugares como la ría de la Villa o la playa Bañugues, un migrante postnupcial común en Asturias, con grupos de varias decenas de individuos. Por lo tanto la conclusión es que en estos últimos años se ha hecho bastante raro, si bien regular (se observa todas las temporadas) con observaciones puntuales que no suelen llegar a la decena de ejemplares. Este declive se refleja también en varias zonas de invernada según reflejan diversos estudios. Por tanto la observación de esta pequeña especie se ha convertido casi en un acontecimiento.




domingo, 11 de septiembre de 2022

Mariposas, la hora de las pequeñas

Los últimos días del verano constituyen un buen momento para las mariposas pequeñas, al menos en la zona central asturiana. Se trata de varias especies que vuelan durante buena parte del año, con dos o tres generaciones a lo largo de su periodo de vuelo, alguna especie incluso cuatro, pero es ahora cuando resultan más numerosas. Estamos viendo las orugas que han crecido en pleno verano, sin duda cuando los recursos alimenticios son más abundantes.

Buena parte de estas mariposas pequeñas pertenecen a la familia de los licénidos. Y entre ellas la más frecuente en la campiña es sin duda la llama ícaro o dos puntos Polyommatus icarus.  Esta especie tiene un marcado dimorfismo sexual tanto en el anverso como en el reverso, siendo la hembra por la parte inferior más oscura, con las manchas anaranjadas más llamativas.



Está siendo un buen año para los licénidos, por ejemplo de la ícaro dos puntos pude contar unos 50 ejemplares en uno de los transectos que hago de seguimiento de mariposas, de 1 km. de longitud. Y otra especie que veo en buenos números es la bonita naranjitas rabicorta Cupido argiades. Es el licénido más pequeño, y también presenta dimorfismo sexual, el macho es azul por el anverso y la hembra parda.



Un par de especies de licénidos son migradores, llegan desde el sur a finales de primavera, tienen aquí un par de generaciones y la segunda que es la que vuela ahora emprende también rumbo al sur. Una de ellas es la canela estriada Lampides boeticus.



La segunda especie migratoria es la gris estriada Leptothes pirithous. Se pueden ver ejemplares de la nueva generación y también de la anterior, más desgastados.



Otro licénido que cabe destacar es la náyade Celastrina argiolus, debido a que presenta un periodo muy largo de vuelo, desde febrero hasta octubre, con 4-5 generaciones en todo este tiempo.


La segunda familia de mariposas que presenta más especies de tamaño pequeño es la de los hésperidos, siendo la más frecuente la dorada orla ancha Ochlodes sylvanus. Mariposa más numerosa cerca de los sotos fluviales, pero presente en toda la campiña.



Y dos especies propias de campos y zonas ruderales, la cervantes Erynnis tages y la piquitos castaña Carcharodus alceae. Una peculiaridad de esta última está en la planta nutricia de las orugas, que se alimentan de malvas.



Todas las fotos están hechas en Gozón durante la primera semana de septiembre.


lunes, 29 de agosto de 2022

Buena migración de papamoscas gris

De lo que llevamos hasta ahora de migración postnupcial, lo que más esta llamando mi atención hasta ahora son las buenas cifras de papamoscas gris Muscicapa striata. La pasada semana pude registrar tres buenos datos, con tres ejemplares en una finca en Verdicio, entre cinco y diez en una pomarada a las afueras de Avilés y 7 ejemplares más en otra pomarada de Bocines. A estas dos últimas corresponden las fotos que ilustran esta entrada. 



Los papamoscas grises que pasan por aquí en esta época, como ocurre con muchas otras especies, proceden de la Europa más atlántica, con una notable componente británica. Pues bien, esta especie es una de las que sufrió un declive más acusado en Gran Bretaña a finales del siglo XX, con un descenso poblacional que pudo estar entre el 60% y 80% en muchas zonas. Este hecho hizo que el papamoscas gris entrara en el Libro Rojo con carácter prioritario. En otros países de Europa se registra también un descenso, aunque no tan acusado.



Este declive poblacional provocó que las citas migratorias del paso postnupcial en Asturias se resintieran grandemente. Así, a principios del siglo XXI se hizo raro ver papamoscas grises en migración, y las recopilaciones anuales publicadas en la revista El Draque así lo reflejan. Quizás la abundancia de citas esta temporada puede reflejar una tendencia al alza. Por fuerza éste tiene que haber sido un buen verano para el papamoscas gris, con temperaturas cálidas y probables explosiones de insectos voladores que constituyen su alimento. El tiempo lo dirá.



Un dato común a los tres enclaves referidos al inicio donde registré la especie es que se ubican junto a bosques de ribera, alisedas en las que pude ver otros ejemplares aislados. Es probable que el papamoscas gris utilice los bosques de ribera como pasillos migratorios en mayor medida que otras especies de paseriformes.

miércoles, 24 de agosto de 2022

Dispersión del alcaudón común

Este verano estamos teniendo un influx sin precedentes de alcaudón común Lanius senator en Asturias. Se han visto ejemplares a lo largo y ancho de toda nuestra geografía, con especial abundancia cerca de la costa. Yo he podido registrar dos en el concejo de Gozón, uno de ellos en Cabo Negro al que corresponden las fotos de esta entrada.


Todos los ejemplares vistos son juveniles del año. Aquí va una pequeña muestra de los puntos donde se ha observado, que corresponden a los registrados en la plataforma ebird entre julio y agosto.


El alcaudón común está extinguido en Asturias como nidificante, aunque siempre fue muy escaso. Su área de distribución es básicamente mediterránea, y los que anidan en Europa y migran a través de la Península Ibérica viajan lejos del territorio asturiano. Por eso su aparición es esporádica, los que se registran después de la reproducción son juveniles en dispersión postreproductora.



Estos juveniles que se ven después de la reproducción se cuentan normalmente con los dedos de una mano, muy lejos de los 20-30 que se han visto este año. Por tanto algo ha tenido que ocurrir que ha obligado a muchos alcaudones a viajar más de lo habitual. En mi opinión han podido ser dos cosas, la intensa sequía que ha afectado a los invertebrados que son su alimento o incluso a la disponibilidad de agua, y la plaga de incendios de este verano que han destrozado buena parte de su hábitat.







domingo, 14 de agosto de 2022

Sírfidos de verano

En Asturias los sírfidos vuelan prácticamente todo el año, pero hay dos épocas óptimas, la primera de ellas en primavera y la segunda en verano, con máximos en agosto. Este segundo pico anual coincide con la floración de ciertas especies, como la zanahoria Daucus carota, el hinojo o las mentas. Los pasados días 07 y 08 de agosto visité dos de mis zonas de prospección en Gozón, detectando en total 18 especies. Esta es una muestra.

En esta época la especie más llamativa es sin duda el mayor de todos nuestros sírfidos, la gran mosca Milesia crabroniformis. Llama mucho la atención, tanto los machos como las hembras.



Otra especie llamativa que se puede ver en esta época es Myathropa florea, aunque en ésta el periodo de vuelo se extiende casi la mitad del año. Machos y hembras difieren en colorido.



En este máximo de verano se pueden ver también las tres especies del género Eristalinus presentes en Asturias, caracterizado por tener los ojos facetados. Por un lado, Eristalinus taeniops, el cual es  fundamentalmente mediterráneo pero cada vez está más extendido aquí.


Por otro lado, Eristalinus aeneus, una de las especies que se pueden ver todo el año.


Y por último Eristalinus sepulchralis, parecida a la anterior pero más pequeña y oscura. Los machos de esta especie son de los pocos que presentan los ojos separados.


El género Eristalis también presenta varias especies en esta época. Entre ellas una de las más numerosas es Eristalis tenax, en este macho se pueden ver dos de sus rasgos significativos, una franja de pelos en los ojos y la tibia de la pata trasera engrosada.


Llama la atención de que una de las especies más numerosas en otras épocas, en especial en primavera, como es Episyrphus balteatus, en verano es muy escasa y aislada.


Otra especie llamativa y que se puede ver todo el año, aunque de forma generalmente escasa, es este Chrysotoxum intermedium, que parece la más frecuente de este género en Asturias.


Los sírfidos son muy variables en tamaño y aspecto. Para comprobarlo podemos comparar dos ejemplos extremos, el de la citada Milesia crabroniformis y uno de los más pequeños, y además bastante oscuro, una Pipizella viduata/virens.


Y es que no todos los sírfidos son coloridos, muchas especies son oscuras y su identificación no es sencilla. Uno de los característicos es Cheilosia impressa, con un tinte anaranjado en las alas.


Termino con las dos especies más numerosas en esta época, y además con diferencia; la primera de ellas es Eristalis arbustorum, que presenta un notable dimorfismo sexual.


La segunda es el pequeño Syritta pipiens, muy típico por las grandes tibias traseras.